Ebria de ti.

Bebí de ti esa noche, como quien encuentra un manantial en medio del desierto. Degusté lentamente del licor de tus labios, estremeciéndome con cada caricia de tus manos.

Mi lengua saboreó sin censuras cada poro de tu piel. Mordiendo aquí, chupando allá, desatando la lujuria tanto tiempo contenida.

Me embriagué de ti, cómo quien mezcla vodka con tequila, entregándome a la febril danza de la pasión. Sedienta, me dejé llevar por el calor de tus besos, el arrullo de tu seductora voz y el rítmico mover de tus caderas.

Así perdí la conciencia, extraviándome en múltiples espasmos de placer. Me convertí en tu prisionera, completamente ebria de ti.

Intensity ✍️

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante