Cómo crear un embudo de ventas correctamente

Embudo de ventas

Muchos emprendedores invierten en un sitio web, algunos incluso hacen anuncios, pero no tienen ningún resultado.

Muchos piensan que compraron un cerdo en un empujón… otros van de compañía en compañía tratando de encontrar el sitio que funcione.

Pero, ¿entonces qué? ¿Cómo no caer en trampas? ¿Qué necesitas saber antes de invertir en la creación de un sitio web?

Crear un sitio web no es suficiente

Si quieres generar más negocio en internet y crees que solo necesitas crear un sitio web, tengo buenas y malas noticias, la buena noticia es que, sí, la web es una tarjeta de presentación y cualquier empresa o negocio necesita su página institucional.

Si una empresa o profesional va a cerrar un trato contigo, pero no encuentra tu web, lo encontrará cuanto menos extraño.

Así, tener un dominio (que es una dirección www) y un hosting (el servicio que mantiene en funcionamiento los archivos de tu web) son requisitos básicos para que un profesional o empresa tenga su posicionamiento digital.

Ahora, la mala noticia es que esto no es lo que te hará trabajar, lo que te hará exitoso en internet es tener una estrategia clara de marketing digital a través de embudos de venta.

¿Y qué es un embudo de ventas?

En definitiva, es un viaje de 4 pasos que atrae al cliente potencial, despierta el interés por lo que tienes para ofrecer y se relaciona con él hasta convertirlo en cliente.

Son esos verbos famosos:

Atraer > Convertir > Relacionar > Vender

Ahora mirando ese embudo, digamos, por ejemplo: que vendes tratamiento para la ansiedad, puede utilizar 2 tipos de embudo para vender su servicio, puedes usar un embudo de atención o un embudo de intención.

Comencemos con el embudo de intención

El embudo de intención sería implementar un embudo de ventas para aquellos que ya tienen la intención de resolver el problema, en nuestro ejemplo, el cliente potencial probablemente buscará en Google “tratamiento de la ansiedad” y buscará la mejor solución.

Puedes hacer un embudo de intenciones creando una landing page, es decir, una página de ventas para quien busca tratamiento de ansiedad y publicidad en Google.

Esta página no es un sitio web para su negocio, ¿está de acuerdo? Sino más bien una página para llamar la atención del público que está buscando una solución, aquí en el ejemplo, una página de ventas de tratamiento de ansiedad.

Embudo de ventas

Tu página de ventas es atención (atraer y convertir en plomo), después de relacionarte como cliente potencial y llevarlo a tu sitio web, ese usuario entra en la fase de consideración (relacionar/comprometer)

Compara con otros en el mercado hasta que cierra con el que prefiere (ventas) >Aquí puede tener un peso relevante tu web institucional, pero fíjate que lo que atraía al visitante en la campaña inicial era la página de ventas y no tu web institucional.

Ahora cuando te anuncias a personas que están buscando tu solución, solo impactas a un grupo de personas, que son aquellas que están al tanto del problema y están buscando una solución.

Te pregunto… ¿y a todas las demás personas que necesitan tu solución, pero ni siquiera la conocen? Por ejemplo: estás de acuerdo en que hay muchas más personas ansiosas que las que buscan tratamiento, ¿no?

Entonces, para esas personas, puedes usar el embudo de atención.

¿Cómo implementar un Embudo de Atención?

Recordando nuestro embudo:

Atraer > convertir > relacionar > vender

En nuestro ejemplo, puede publicar un anuncio que promocione una recompensa digital, por ejemplo: ebook 7 señales de que sufre de ansiedad y cómo resolverla

Cualquiera que esté interesado en el ebook y deje sus datos de contacto se convierte en un cliente potencial.

Este lead acaba de entrar en la mitad del embudo, donde podrá recibir diversos contenidos educativos sobre técnicas para superar la ansiedad, consecuencias de quien sufre ansiedad y no la trata, etc…

Infórmele hasta que llegue el momento de contratar un servicio y considere seguir adelante con su empresa, después de todo, estabas interactuando con una gran cantidad de contenido, ayudando mucho incluso antes de que él se convirtiera en cliente, lo cual es muy poderoso.

Tenga en cuenta nuevamente que aquí en este embudo no ha captado la atención de su cliente potencial al promocionar el sitio, una vez más, llamas la atención con una página de recompensas, enfocada en resolver el problema del cliente para, a través de la relación, poner tu marca en el radar del cliente.

Naturalmente, cuando decida dar el siguiente paso, es decir, pasar la tarjeta, seguro que podrá ver tu web institucional como una referencia más sobre tu empresa.

Moraleja de la historia

Tener un sitio web institucional es prueba de la credibilidad de tu negocio, pero lo que genera resultados no es “bombardear” el sitio web, sino invertir estratégicamente en embudos de venta.

Las empresas que entienden esto y trabajan en paralelo con los embudos de atención y los embudos de intención logran excelentes resultados, ahora que entiendes el juego, te pregunto: ¿cuál será tu próximo paso?

Recommend0 Recomendaciones

Artículos relacionados

Respuestas

¿Por qué registrarme?