¿ Un escritor nace o se hace?

IMG 20230418 073009

Hola, les contaré un poquito sobre mí y mi pasión por escribir. Crecí en un hogar monoparental. Hija de padres divorciados. Crecí con mi madre y cinco hermanos. De todos ellos yo era la más soñadora, la más fantasiosa. Aún recuerdo que una tarde, cuando contaba unos diez años compré un cuaderno y sentada en el piso de casa, comencé a escribir, tomé el lápiz y una historia empezó a renacer, a esa edad soñaba con publicar. Le decía a mamá que buscara una editorial (allí pueden constatar lo fantasiosa que podía ser… ) y llevara mi cuaderno con letras hechas a pulso y con una historia tan insuficiente de elementos literarios como era lógico a esa edad, fue mi primer sueño. Ser escritora y que mi pequeño libro con miles de errores fuera publicado. Río solo de recordarlo. 

El tiempo pasó, crecí un poco más y fui a vivir una temporada con mi padre. Hogar donde fui protagonista de mi propia historia de terror. Con una madrastra que le hizo mucho honor al término “Bruja mala” me convertí en la Cenicienta del cuento de hadas, solo que en la historia de mi vida las hadas y los príncipes vivían solo en mi cabeza. Creo que recurría a sumergirme en mi mente para liberarme de la realidad tan hostil que me tocó vivir, por las noches contaba historias de amor a mis hermanas pequeñas y ellas, deseosas de saber más, seguían pidiéndome: “cuéntanos un cuento de tu imaginación” mi mente era tan creativa, que al llegar a los dieciséis ya contaba con una mejor amiga a la que le encantaban mis imaginaciones. Siempre que podíamos quedarnos juntas en mi casa o en la suya, ella me pedía una de estas imaginaciones dónde ella era la protagonista de bellas historias. 

Mi pasión por escribir era cada vez más notable. En cierta oportunidad le escribí una historia a mi hija para un concurso en la escuela sobre cuentos, y su maestra me preguntó si por casualidad lo había sacado de algún sitio, pues le parecía una de esas historias sacadas de libros de escritores importantes y reconocidos. Vaya, eso sí que fue un halago. Esa historia me dio un nombre, pero no ante el mundo, sino entre quienes me conocían. Aún la conservo. Es mi primer obra reconocida, aunque sea por algunos profesores y estudiantes de literatura. 

Una tarde me sentía sola y muy desanimada, yo no era nadie, así llegaba a sentirme y por aquellos tiempos había soltado la pluma, eso había quedado enclaustrado en mis recuerdos, yo sentía que no sabía hacer nada, no sabía hacerle un peinado a mi hija, no sabía hacer un bonito maquillaje, no sabía de alguna manualidad, mi estima estaba muy baja, sentía que yo no tenía nada bueno para dar. Entonces un impulso salió de mí y recordé aquellos tiempos donde era feliz escribiendo, y tomé papel y lápiz. Allí nació: Las rosas de la princesa. Mi primera historia subida a una plataforma digital. Desde allí lo tomé como una actividad obligatoria. Estaba triste, escribía. Estaba muy feliz, escribía, me sentía sola, escribía. De ese modo llené algunas plataformas con mis libros, mis tesoros. Así que si me preguntan, ¿un escritor nace, o se hace?. Creo que un escritor nace con ese don, en mi caso creo que fue así y espero, sueño con algún día poder mirar uno de mis libros en papel o porque no, en la pantalla grande. Si otros pueden todos podemos, pero mientras no pasa, escribo para entretener, porque sacar una sonrisa, una lágrima, una reseña bonita de un lector es la mayor de las recompensas para mí. 

Recomendado3 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

6 Comentarios
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Alejandro
10 meses atrás

Bella historia ❤ un escritor nace con ese don. Se que logrará lo que se proponga 😊

Ysb
10 meses atrás

¡Wow! ¡Me encantó! Exactamente, los escritores nacemos con ese don. Me veo reflejada en ti pero en la parte de escribir por cualquier motivo o bajo cualquier estado de ánimo, con la diferencia que no eran historias de amor, brujas o princesas lo que escribía sino poemas. Y eso se convirtió en lo mejor que hacía, y en lo mejor que me hacía sentir. Escribir poemas con los que era muy celosa, no se los mostraba a nadie pero un día, una comadre y mejor amiga, me llevo de la mano a un taller de poesía donde ella misma me inscribió y fue ahí donde comenzó todo lo que hasta ahora he construido. He participado en concursos de poesía, los he ganado, se han publicado mis poemas en diversos países, y hasta en una antología de 100 mujeres en el mundo, el ser parte de ese libro fue un hermoso regalo. La verdad, se siente muy bien, llegar un paso más adelante de lo que un día creí. Por eso te digo querida escritora, los sueños sí se hacen realidad y esas historias que tú escribes, son maravillosas, sé que serán publicadas en físico y ese día, brindaré contigo por ese logro. Un abrazo y muchos éxitos para ti, escritora que naciste con el don de mostrarnos mundos diferentes a través de un lapiz y un papel.

Yolimar
10 meses atrás

Que bueno que nos hayas contado tu experiencia de vida con la escritura. Es muy interesante ver de que manera desarrollaste ese Don de escribir… Un abrazo

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante