Un amor inesperado.

Alguna vez se imagino conocer el amor a través de aplicaciónes, redes sociales y otros medios de comunicación, pues eso es exactamente lo que le pasó a Ángela una chica aparentemente reservada en el ámbito de no convivir mucho con personas físicamente con un carácter de esos de pocos amigos, pero si se la vivía en su mundo ese donde se olvidaba de todo, un día escuchando música por la radio escucho como la locutora pasaba números de gente en busca de amistad, relación o cosas por el estilo, Ángela dio su número muchas veces y con versaba con varias personas que quizás nunca conocería, pero era facinante para ella conocer gente nueva, un día optó por hacer eso diferente en lugar de dar su número, escucho los que mencionaban y agregó uno a lazar, por extraño que parezca no se sentía lo mismo que te envíen mensaje a enviarlos, se sintió diferente ella envío un mensaje de texto a un chico de nombre Maximiliano, quien dijo tener 19 años, la adrenalina es inexplicable, se sentía como si lo conociera pero a su vez extraño, ella le dijo que escucho su número y le gustaría tener una amistad, el chico acepto, y se escribían a diario, todo a la distancia sin hacerse preguntas de más ni cosas extrañas, una relación normal, pero cuando se dejaban de hablar era como extrañar a tu pareja porque no se veían en mucho tiempo, pero la verdad era que así era, ella comenzó a sentir cosas por ese chico sentimientos que no le sucedían con los demás que conoció por ese medio, un día sin mas él dejó de responder mensajes, Ángela se preguntaba porque si se veía que Maximiliano era agradable y le gustaba platicar con ella, pero no había respuesta ni mensajes ni llamadas, sin mas pasaron meses y nada, un día Ángela estaba dispuesta borrar esos números, dejar eso atrás todo había sido divertido a ver conocido personas así, varias muy agradables que sitio conservando y otras no por lo cual las eliminaría, hasta que en medio de ese acto de borrar número estaba apunto de borrar el del chico que derrepente dejó de hablarle, hasta que recibió un mensaje de él y ella reía al verlo se decía a ella misma, de a ver sabido que intentando borrar el número el reaparecerá lo habría hecho hace mucho tiempo, era divertido ver cómo Maximiliano le enviaba mensaje uno tras otro, dando explicaciones de porque se alejó, no tenía celular se le había descompuesto, y no quería hablarle de teléfonos prestados y que se quedarán con su número, eso podría tener y logíca, el hablo con ella y acepto sus disculpas, de la nada el le propuso ser su novia, eso era algo loco, Ángela se preguntaba cómo ser novia de alguien así, a la distancia sin conocerlo solo una foto habían intercambiado y es no decía mucho, pero aún así ella acepto un 8 de agosto comenzaron todo, los meses pasaban y se hablaban diario, era como si se conocieran de toda una vida, los dos se sentian complementados un amor inesperado había surgido en ambos, un mes de abril ambos aceptaron conocer se ya que llevaban meses siendo novios a distancia, ambos vivían a unas siete horas de distancia así que estuvieron de acuerdo en conocerse un mes después.

El mes y día llego ambos se conocerían, los nervios la invadía , ella le pido verse en un lugar público, y acepto en cuanto lo vió supo que no era mentira la foto que le avía enviado, si era el, alto, delgado, ojos café claro, piel blanca, cabello castaño claro que con el sol se le veía como si su cabello cambiara de color a veces más claro otras oscuro, cuerpo promedio, exactamente igual como él se había descrito, los nervios la invadieron al conocerse era una sensación rara, una atracción física diferente, como una corriente eléctrica recorriendo su cuerpo, ambos sentían lo mismo, era tanta la adrenalina que se dejó llevar por los impulsos, no pensó nada, su cabeza estaba en otro lado, incluso se entregó a el mismo día de conocerse, quien hace algo se preguntaba pero aún así era como si ella pensará una cosa y su cuerpo hacía otra totalmente diferente.

Los meses pasaron y ellos siguieron manteniendo comunicación, todo parecía estar super bien, para ver sido una relación que comenzó tan rápido era como querer comerse el mundo de un bocado, poco después él le propuso vivir juntos, y ella sin pensarlo acepto fue como su salida a la libertad ya que en su casa las cosas no estaban bien por más bien se portará su madre siempre la trataba mal le decía que un día hecharía a perder a sus hermanos menores con su ejemplo de tener amistades demasiado fiesteros, liberales y vulgares lo cual Ángela no compartía los mismos pensamientos porque no tenían nada que ver sus amistades a como era ella, Ángela simplemente un día tomo sus cosas y se fue con Maximiliano, era libre fuera del alcance de sus padres, el tiempo pasaba y no recibía más que palabras diciéndole, que no durarían mucho juntos que eran unos chavos inexpertos queriendo querer crecer rápido, ambos se dieron de oídos sordos siguieron juntos, claro había momentos en los que querían déjar todo pero luego se planteaban que era cosas pasajeras de toda relación, se mantuvieron firmes a demostrar que su relación no sólo era por ir en contra de la marea si no algo verdadero.

Hoy en día han pasado casi trece años Ángela tiene 28 y Maximiliano 32, tienen una relación estable con tres hijos, una casa que ambos construyeron juntos, un trabajo estable, y sobretodo siguen con un amor firme y duradero que comenzó de lo inesperado por la forma como se conocieron.

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante