Te extraño Buenos Aires 

Estoy aquí contemplando el majestuoso Ávila, en Caracas, sin lugar a dudas es maravilloso, pero mi corazón añora las aguas marrones del Río de La Palta. Y la pregunta ronda en mi mente, Buenos Aires, ¿Por qué no te disfruté cuando tuve la oportunidad? Ocho largos años de mi vida viví en Buenos Aires y nunca fui capaz de disfrutar su belleza, siempre renegando de lo malo, habiendo tantas, pero tantas cosas que hacer en Buenos Aires. 

Tierra de tango, de poetas, de musas, librerías por doquier, será como dice Cerati la Ciudad de La Furia, pero sigue siendo hermosa… Tanta hermosura que no pude ver en su momento, cuando tuve la oportunidad, y que ahora añoro con todo mi ser.

En una ciudad que también es hermosa, no me quejo, su gente es maravillosa, me hacen sentir como en casa… Pero nunca nada es igual…

Extraño esas mañanas en cualquier café, “un con leche con dos medialunas” pedía mientras leía un buen libro.

Sin duda la capital de los bohemios, del arte sin fin, ¿Cómo no lo ví antes? Buenos Aires, cuna de mis hijos. Cómo provinciana, siempre con el prejuicio hacia los porteños… Y hoy tengo dos hijos porteños, orgullosa de que nacieron en mi tierra, cómo deseo volver… Buenos Aires, jamás pensé que diría esto pero ¡te extraño! Extraño tus noches de los museos, extraño tus bares y cafés con las sillas en la vereda, extraño tus ferias del libro, extraño tus adoquines y tu arquitectura francesa, extraño tus asados, tus choripanes en la Costanera, extraño ese no sé que tienen tus callecitas, extraño tus teatros, tu vida nocturna, extraño pasear por la calle corrientes, extraño el obelisco dónde me hubiese encantado celebrar el campeonato mundial que tanto esperé… y me encontró en tierras lejanas.

Buenos Aires, te extraño…. Pero “me verás volver…” cómo dijo Cerati, es un decreto.

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Javier
9 meses atrás

He visitado a Buenos Aires y también he disfrutado del Ávila. Seguramente en algún momento escribiré algo sobre los recuerdos caminando por la Avenida donde está sembrado el obelisco. No sé si, en el tiempo que me queda, podré visitarla de nuevo. ¡Saludos!

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante