San Luis Potosí a principios del siglo XIX.

calleja slp 1

Con la implementación de las reformas borbónicas a lo largo del siglo XVIII representarían serios cambios administrativos a lo largo de los reinos de Indias con la creación de las intendencias, el septentrión no escaparía a estas reformas y pasaría afectar a San Luis Potosí, la cual se había convertido a lo largo del tiempo en el centro político de los territorios de Tamaulipas, Texas, Nuevo León y Coahuila al ser la principal financiadora de las campañas de colonización. Pero conforme se fueron consolidando las autoridades locales de esos territorios como Monterrey, Saltillo, Monclova o San Antonio, aprovechan el momento de descentralización de la antigua estructura virreinal e intentan alcanzar su autonomía administrativa, llegando como solución la creación de las Provincias Internas de Oriente, aunque bajo la supervisión del intendente de San Luis Potosí, este problema no se llegaría a resolver hasta el constituyente de Cádiz por medio de la intermediación de Miguel Ramos Arizpe cuando estas cuatro provincias quedan como intendencia.

Estas disputas internas no quedarían solo en lo político, también en lo eclesiástico nacería un proceso de separación con la creación de Obispado de Linares para pasar a administrar las jurisdicciones del septentrión, con ello el territorio potosino quedaría reducido a las jurisdicciones de Matehuala, Villa de Valles, Charcas, El Venado, La Hedionda y Salinas del Peñol Blanco, las cuales tenían la ventaja de ser uno de los centros mineros más importantes del virreinato por la extracción de plata. De esto dejaría constancia Alexander von Humboldt en su trabajo de la Nueva España y como existía la diferencia entre las poblaciones potosinas con los territorios del norte, los cuales a pesar de estar poco poblados se negaban a obedecer las órdenes del intendente potosino y encontraron la forma de saltarlo al solo seguir los mandatos del virrey. Las Provincias Internas de Oriente entrarían en una nueva problemática como consecuencia de la sesión de Luisiana en favor a Francia y su posterior venta a EU, ya que los límites entre Texas y Luisiana no estaba bien definida y acarrea en un corto plazo problemas diplomáticos, pero la cuestión grave en el contexto del noreste era sin duda los ataques de los nómadas a los pueblos y su negativa a someterse.

Con la crisis de la monarquía hispánica a raíz de la invasión napoleónica haría que el propio reino tomase cartas en el asunto para asegurar su lealtad al rey legítimo, teniendo como consecuencia la creación del Ayuntamiento de México con el cual se intentaba crear un gobierno autónomo para asegurar los derechos de Fernando VII, convocándose a todas las intendencias a mandar representantes para empezar a legislar y San Luis Potosí sería una de las que dieron su respaldo a la iniciativa, caso contrario de las intendencias de Querétaro, Guanajuato, Puebla y Guadalajara quienes negaron su apoyo, además que pronto tanto los peninsulares, el arzobispado de México y la Audiencia conspiraron para derrocar y apresar al virrey Iturrigaray. Una de las personalidades fundamentales en la defensa del régimen realista había comenzado su carrera en San Luis Potosí, el brigadier Félix María Calleja, quien llega durante la administración del virrey Revillagigedo y desde 1796 le fue confiada la comandancia de las tropas de las Provincias Internas de Oriente, además de tejer relaciones en la sociedad potosina derivando en su matrimonio con Francisca de la Gándara, hija de Manuel Jerónimo de la Gándara quien era un importante hacendado al occidente de la provincia, convirtiéndose en una figura de autoridad en el noreste.

El estallido de la guerra en Guanajuato implicaría un grave problema para las intendencias del centro por la facilidad con que se podría propagar la insurgencia, esto incluía a San Luis Potosí donde en los primeros momentos se sabía de la presencia de propagandistas insurgentes en comunidades como Tierranueva, la hacienda de Peñasco y en la misma capital, pero el poder de Calleja era tal que tenía una sólida red de espías y lograría acabar rápidamente con cualquier atisbo de rebeldía. Pero a pesar de estas precauciones, la cercanía con el epicentro no evito la propagación a través de las comunidades y paradójicamente los prisioneros de Calleja tuvieron en su alojamiento en los conventos de San Francisco y El Carmen el refugio perfecto para organizar las rebeliones con el apoyo de los religiosos quienes los custodiaban. Si bien, dentro de la población potosina el mensaje insurgente tuvo fuerza entre la población mestiza e indígena, los lazos realizados por Calleja hizo que los criollos se abstuviesen de apoyarlos y mostraran su lealtad a la causa realista, saliendo de ellos destacados militares quienes fueron fundamentales en la defensa como José Gabriel de Armijo, uno de los perseguidores de Morelos, Matías Martin y Aguirre quien lucha junto a Iturbide y combate a Xavier Mina, así como fue semillero de militares quienes ocuparon papeles importantes en la política mexicana como Miguel Barragán, Manuel Gómez Pedraza, José Esteban Moctezuma y Anastasio Bustamante (avecindado en SLP).

Calleja empieza a desplegar la defensa para acabar con los focos insurgentes a lo largo de la intendencia, donde además de disponer de las milicias bajo su mandato recibiría el apoyo de un batallón de huastecos, de trabajadores de las haciendas, así como el financiamiento de los principales potentados mineros potosinos y se le sumaron los de Zacatecas y Querétaro, conformando una fuerza que en un corto tiempo le serviría para combatir directamente a los insurgentes de Hidalgo. Por parte de los rebeldes, no contaban con una estrategia para derrotar a los realistas más que el captar a la mayor cantidad de voluntarios posibles para intentar ganar por el volumen del movimiento, razón por la cual a Calleja no le costaría tanto trabajo lograr el sometimiento de los focos insurgentes, sobre todo por el respaldo a las oligarquías quienes vieron en el brigadier al único capaz de evitar el desastre del Bajío.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura.

Federico Flores Pérez.

Bibliografía: María Isabel Monroy Castillo. La independencia en la intendencia de San Luis Potosí, del libro La Independencia en las provincias de México.

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Imagen:

– Izquierda: Carl Nebel. Vista de San Luis Potosi, 1829-1834.

– Derecha: S/D. Felix Maria Calleja, siglo XIX

calleja slp

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante