Reflexiones de un maldito: por Marco Antonio Fuguett Toro 

Sacven: 2708

Ésta obra no es apta para menores de edad, describe la misma, la triste vida de Edward John Ginkins. Un desafortunado muchacho, que pudo haber tenido un destino mejor, pero así es la vida, hijo único de una prostituta, que nunca lo quiso y con un padrastro, psicópata, chulo y enfermo, que hizo de su vida, el más cruel de los infiernos. No tuvo nunca la oportunidad de ser feliz, menos aún la de ser una mejor persona. Ésta historia es cruda en su contenido, porque sería hipócrita, mostrarla de otra manera y proyecta un lenguaje propio de su entorno.

Capítulo 1

El Baile

Míentras mí padrastro y sus  amigos bebían a pico de botella, aquel licor barato, popular y sucio; yo me hallaba en pleno show, una especie de espectáculo creado por esos depravados animales, dónde disfrutaban al máximo, de eso no tenía dudas, viéndome bailar cómo la propia puta y lo peor de todo es que no soy gay, eso y a pesar de han hecho todo lo posible porque  lo sea, bueno, la vaina es, que por eso vestía cómo lo hacía, con ropa íntima de mujer, muy coqueta por cierto y algo ajustadita.

Para complacer al pervertido trío y hacerlos gozar, movía de un lado para otro mí maltratado trasero, que les puedo decir, la música sonaba al máximo nivel, aquél acto no paraba y yo, ya estaba cansado, verdaderamente hastiado de aquello; finalmente y al poco rato,  las ratas empezaron a excitarse, gritaban entre sí, que lo tenían erecto. ¡Casi en erupción!  otro exclamaba, dirigiéndose directamente a mí, “hoy me lo vas a mamar, mamita rica” y el tercero, nada más y nada menos, que el sucio de mí padrastro, quería seguir viendo mis eróticos pasos, claro está que abusaron sexualmente de mí, siempre lo hacen y en grupo, siempre son los mismos, tres malditos demonios que odiaba y despreciaba, desde que tenía apenas 6 añitos de edad, y cito específicamente la fecha, porque de allí parte ésta maldita pesadilla, debo acotarles algo, esos perros  me bautizaron  con el nombre de Lily, así me llamaban, otro dato importante, que no les he comentado, es que hoy cumplo 15 años de edad o sea, que llevó 9 cargando éste martirio. ¿Qué les parece? Otro punto a tocar, es el siguiente, por favor, no se preocupen por mí regalo, ya que me lo daré yo mismo. ¿Cuál creen ustedes que será? Se los diré y lo haré con plena satisfacción; hoy, se hará realidad mí venganza, hoy, la oscuridad tendrá su pago.

– Sirve más licor putica

Me exigió uno de ellos y acomodándome el hilo dental. (se me había metido por el culo)  Sirvo tres vasos de ron, lo hago hasta el tope y por primera vez lo hacía con gusto. ¿Saben por qué? Creo que  sí, algo les había adelantado ya, hoy, haré caída y mesa limpia, hoy, haré justicia por mí propia mano; dicho ésto corazón adentro, les entrego rápidamente aquellas bebidas y los tres ilusos, después de manosearme las nalgas, se las toman, diría yo con una rapidez inusual, cómo sí fuese agua.

– Tienes un culo rico

Murmuró uno de ellos, al que mientan Luis, lo hizo babeando cómo el propio bobo.Ernesto (Otra basura más) Quería hablar y la baba no le dejaba. Por su parte el psicópata de mí padrastro, se tiró en el mueble, totalmente noqueado y sin sentido, cómo la propia plasta de mierda. Los otros dos cayeron al poco rato, no tuve que esperar mucho tiempo, de esa manera, lograba mí tan ansiado objetivo. Quedaban así los tres malditos pervertidos, completamente a mí merced.

Empezaba así de ese modo para ellos, mí despiadada venganza, debo confesarles algo, yo me preparé mucho para ésto; invertí en la planificación de cada detalle, muchos años y hoy, por fin, veré realizado mí sueño, dicho ésto sigo entoces, guiado por  ése justiciero objetivo, me paseé por la boca de cada uno de esos degenerados, regando mi semen especito y juvenil, incluso, me alcanzó un poco para cubrir parte de sus adormecidos rostros (Quedaron muy decoraditos, con aquella improvisada mayonesa) Luego los fuí violando, uno a uno, acto que hacía, impulsado por ese odio inmenso que me poseía, dejándo en cada sucio trasero, otra huella imborrable (Esos rabos quedaron pastositos) Al mismo tiempo y culminado el insigne accionar, que marca el inicio de mí nuevo cambio de vida, introduje en sus húmedos rectos, una zanahoria grande y gruesa, que tarde o temprano sé tendrán que comer. (Debo acotar que 2 de ellos soltaron varios gases, debido al extenso ejercicio físico realizado)

Luego los vestí coquetamente, ellos fueron mis maestros en ése delicado arte y ellas tenían que verse bellas, por eso les coloqué sus hilitos, muy bien ajustaditos para lograr la máxima excitación, los maquillé, pinté sus labios, les puse sus pelucas, zarcillos y los tres, quedaron firmemente encadenados, por tres poderosos candados, imposibles de romper.

– Ahora vamos a ver, quién es la putica aquí.

Exclamé en voz alta, mientras subía las viejas escaleras de madera, para enfrentarme cara a cara, con la perra de mí madre. Allí la tenía, completamente sometida, con las muñecas fuertemente sujetadas, a las bases de la cama, igual procedimiento apliqué a sus desgastados tobillos, de ése modo lograba todo el control.

– No me puedes tratar así. ¡Yo soy tú madre!

Me indicó y mi respuesta fue muy concreta, le reventé la boca de un sólo derechazo; lo que ocasionó fuerte sangrado por su encía y otro poco por su nariz.

– Mí madre. ¡Mí madre!  ¡Maldita  puta de mierda!  ¿Recuerdas cuando te dije llorando, que esos depravados me violaban, que abusaban de mí, que me vestían de mujer?  ¿Cuál fue tu respuesta perra? No te hagas la loca conmigo, no pongas esa cara de inocencia, escucha bien, porque estás fueron tus palabras. “Es bueno que sirvas para algo marica, así sea de puta”

– Perdoname hijo, tú no eres malo, tienes el corazón que yo nunca tuve.

– Soy, lo que ustedes crearon, así que no sé quejen del producto y no te violo, no te pongo a mamar mí pene, porque me das lastima maldita puta,  pero no té alegres tanto mujerzuela, morirás igual, que tus pervertidos cómplices.

– Piedad, piedad, tú no eres un asesino.

Suplicó y yo le respondí, lo hice lapidariamente, ya dejando la habitación.

– En el infierno, no existe la piedad, aquí impera el dolor.

Fin capítulo 1

Capítulo 2

“Empieza la fiesta”

El padrastro despertó de primero, los otros dos, empezaban también aquel proceso, pero muy lentamente, la droga introducida en sus organismos, fue en verdad muy fuerte, con todo y eso, poco a poco  reaccionaban.

– ¿Qué mierda es ésta que tengo en la boca, incluso, en toda la cara? Es algo así cómo pegajoso.

Sé preguntó él y Edward le respondió, desde una distancia prudencial.  Digamos que desde su centro de comando.

– Es semen, cuando estabas drogado, me lo mamaste mamita.

Esteban Ramírez, nunca se imaginó aquella pesadilla, qué apenas recién comenzaba.

– ¿Qué me hiciste hijo? Yo soy tú padre y ¿Qué es ésto que tengo metido en el rabo? Es más, una cosa chorrea por la pierna, parece ser el mismo líquido que tengo en el rostro.

– ¡No eres mí padre! No lo vuelvas a decir o te electrocuto, tán sólo eres un maldito psicópata, violador, degenerado, un desgraciado enfermo mental, que a partir de ahora, dejará de ser hombre, para transformarse en la más sucia puta y sí, es verdad, los violé a los tres y cómo cierre, les metí una gruesa zanahoria a cada uno por sus detestables rectos, deben saber ésto, plastas de mierda. ¡No tienen escapatoria! están fuertemente encadenados y conectados en serie a un poderoso circuito eléctrico, que yo, solo yo controlo.

Luis se levantó tocándose el trasero; al parecer le dolía, luego expresó con cierta preocupación.

– Es verdad lo afirma Esteban, los tres fuimos violados por él, es más, nos vemos cómo tres sucias putas, observa a tu alrededor, estamos en pantaletas, maquillados y hasta escurriendo semen por nuestros culos y no creo, te lo digo con sinceridad, que podamos soltar estás cadenas. Estamos jodidos.

– Tenemos zarcillos, pelucas, los labios pintados. ¡Sueltanos ya Lily! Té pasaste de la raya.

Gritó Ernesto, muy enojado por cierto y la respuesta de Edward no se hizo esperar, una fuerte descarga eléctrica, los hizo retorcerse en el suelo, cómo las propias sanguijuelas, pero la misma fue muy breve, ya que él no quería matarlos, no aún.

El trío de desviados, sé levantó bastante aturdido y con intenso dolor en las articulaciones, aquella demostración de poder dada por aquél muchacho, fue en verdad muy contundente.

– Mí nombre es Edward, soy un hombre, el único macho aquí. Ustedes tres son mis putas, por eso a partir de éste momento y eso que quede claro, hablarán con ademanes femeninos, se moverán, cómo la hembra cuando seduce al macho y se olvidarán que alguna vez fueron hombres, ese pasado murió y no volverá jamás, por cierto, hoy las voy a bautizar y les daré su nueva identidad, presten atención. El maldito de Esteban, de los tres, es el que más odio, sé llamará ahora la Sofi, la basura de Luis, porque eso es, una basura, será de aquí en adelante, la gozosa y el sucio de Ernesto. ¡Qué suene la fanfarria! Será conocida en todos lados como la traga penes.

– Me debes respeto yo soy…..ahhh

Esteban intentó hablar y a los tres, les fue aplicada otra descarga eléctrica. Ésta vez más intensa, que la anterior.

– Los dejo ahora puticas, cuando venga pasaré revista a sus culos, si no está la zanahoria, les meto corriente.

Capítulo 3

Final feliz

Pido perdón a todos mis seguidores, el final real iba a ser más crudo, pero éste país se a vuelto así, cómo los tres monitos: no puedes ver, oír y menos aún hablar. 

Concluyamos ésto; La gosoza aceptó su destino y es feliz con su nueva pareja, un tipo al que apodan el burro, la Sofi es más recatada, hasta calladita, pero como come la condenada y la traga…. es ahora campesina, puso una siembra de yuca.

Edward por su parte, perdonó a su mamá, ya la misma no es, ni la sombra de lo que era,  su cambio fue total, radical, era prácticamente otra persona, que busca incesantemente, recuperar el tiempo perdido. Entre ambos se fue dando mucha comunicación y fue creciendo el afecto, que aquel daño había ocasionado; el tiempo fue borrando así, las profundas heridas, él logró casarse, tener hijos y ya no es tan maldito.

Así terminó esto

Fin

 

 

– 

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante