Pienso en ti…

Recuerdo aquel día en el que te conocí, fue a través de un mensaje. Sé que no es una forma usual de conocer a las personas pero ese momento fue bonito y mágico.

Hablábamos de todo un poco, de nosotros, de algunos familiares en común, de lo que nos gustaba o nos llenaba. En aquel entonces, nos hicimos buenos amigos. Charlábamos  casi todos los días, con la promesa de vernos o encontrarnos en aquel lugar, aquel pueblo de donde eres oriundo y que me moría por conocer. 

Fue pasando el tiempo y esas conversaciones se fueron quedando en promesas y por qué no, también en propuestas que por cosas del destino, nunca se dieron, nunca se llevaron a cabo. 

Nuestros caminos no se unieron…

Tú hiciste tu vida en aquel mismo lugar al que tantas veces, me invitaste y al que yo no pude visitar, por ocupaciones laborales y profesionales,  pueda que también por miedo de hacer un viaje largo, sola. Por mi parte, también hice la mía, seguí estudiando, trabajando y conocí a otras personas que comenzaron a formar parte de mi vida.

Ya nada era igual, aquellas conversaciones de madrugadas, quedaron guardadas en la memoria de algún dispositivo electrónico pero también en mi memoria. Nunca me olvidé de ti ni de las promesas que un día nos hicimos, pero las cosas cambiaron así como cambiamos nosotros y cambia el destino y los propios sueños. 

Pasó el tiempo… Muchos calendarios transcurrieron y de la misma forma, algunos de los muchos pensamientos que nacieron el mágico día en el que un mensaje logró cambiarlo todo.

Hoy pienso en ti… Porque de alguna manera el destino nos hizo encontrar una vez más por un medio parecido al que nos unió hace algunas décadas, nos hizo tropezar, hablar y conocernos.

Después de tanto tiempo, vuelves a mi vida…

Ahora un poco más maduro que antes, con otros intereses pero con el mismo cariño, que se va demostrando en cada mensaje, en cada nota de voz, en cada interacción.

En ese entonces, me gustabas, quizás no tanto como me gustas ahora.

Pienso en ti, porque estás de nuevo en mi vida, porque desde hace unos meses para acá, te has convertido en mi persona favorita, en mi Norte, en mi anhelo de un futuro incierto.

Pienso en ti porque desde aquel instante pasado te fuiste calando en mi ser, en mi pensar, en mi alma y aunque luego poco supe de ti, sabía que estabas ahí pueda que sin tener la certeza de reencontrarnos en algún momento de nuestras vidas. 

Hoy estás de nuevo, un poco más lejos que en aquel entonces, pero estás y eso es lo que ahora me importa. 

Las distancias pueden separar cuerpos pero nunca corazones. 

Hoy en día, me gustas más.

Me gusta la idea de hablarnos, de contarnos nuestro día, de invitarnos a compartir un instante de charlas y café o bailes y cervezas, eso es lo de menos, lo que de verdad tiene importancia es el hecho de encontrarnos cuando retornes a este país, que es tu cuna y la mía. 

Espero con ansias que llegue ese día, en el que por fin, después de tanto tiempo, tantas distancias y tantas jugarretas del destino, podamos abrazarnos, mirarnos a los ojos, y decirnos frente a frente lo que a pesar del tiempo, sentimos, tal vez en el pasado o ahora en este presente que a futuro pueda llegar a construirse.

Pienso en ti… En esos ojos dulces donde quiero reflejarme, en ese regazo  donde quiero quedarme, pienso en esos brazos fuertes que pueden abrazarme y encalidecerme el espíritu, pienso, en esa voz que inunda mis oídos y que me invita a erizarme. 

Pienso en ese pueblo de ensueños que aún quiero conocer con el deseo ferviente de para siempre, a tu lado, quedarme. 

Pienso en ti… 

En cómo sería escuchar tu respiración muy cerca de mí, en probar esos finos labios que me invitan a enamorarme.

Pienso en ti…

Y en cuanto añoro que el destino, de una vez por todas, conspire a favor de nosotros para que puedas quedarte y, ahora y en la eternidad, puedas amarme.

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

2 Comentarios
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
María
10 meses atrás

Ay que hermoso artículo cargado de deseos contenidos y recuerdos muy placenteros. Los amores que de algún modo vinieron para iluminar nuestro ser un poco moribundos. 🥰

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante