Pesadilla #1

Suelta Me, suelta me Dylan, suelta me! Gritaba mientras pataleaba. 

-callad perra, grito mientras me abofeteó y mi cabeza se golpeó con la ventana dejando me inconsciente. 

Abrí los ojos lentamente y estaba todo oscuro, escuchaba el chillido de unos roedores y toda mi piel se estremeció. 

-Dylan, Dylan, Dylan!!!!! Sacame de aquí por favor, Dylan. 

– deja el escándalo perra estoy aquí. Dijo mientras se acercaba peligrosamente a mi. 

-dyl… No dejo terminar cuando sus asquerosos labios presionaron los míos, lo mordí con fuerza haciendo que me volviera abofetear y la sangre saliera de mis labios y ceja.

-maldita perra! Con él si te revolcaste y besaste y conmigo no. Con tu esposo no! Grito lo último.

– sabes bien que no soy tu esposa, que no soy tu esposa! Grité yo también. ¿Porqué? ¿Porqué me hiciste esto? Porqué me alejaste de ellos, de mi familia!? 

Porque por tu maldita culpa perdí a mi esposa! A mi Carolline. 

Quedé en silencio… De qué hablas, me atreví a preguntar. 

Carolline y yo estábamos casados, estábamos esperando nuestro primer hijo y decidimos ir a Colombia a pasear por nuestra luna de miel, ella tenía ganas de conocer colombia y decidí cumplir su sueño, pero entonces no sé porqué todo se dañó, ella empezó con conductas pirotécnicas y un día empezamos a discutir le dije que nos teníamos que devolver a Málaga España, ella dijo que no y salió de la casa, la seguí pero perdí visión de ella, después de eso te vi a ti pero tampoco preste atención. Seguía buscando a mi esposa. Cuando después de unas horas vi un incendio y entonces entre a salvarla, sabía que era ella, entre y vi los dos cuerpos tirados, ella tenía un collar en la mano y tú tenías otro, no sé qué pasó, no se exactamente como se intercambiaron los cuerpo, pero te rescate a ti pensando que era ella. Y la dejé a ella, a ella ahí, maldita sea deje a mi esposa ahí por salvarte a ti! Perdí a mi esposa y a mi hijo. Después de curar tus heridas y darme cuenta que había rescatado a la persona equivocada decidí convertirte mi esposa y como tú no recordabas nada fue nada fácil hacerte pasar por mi esposa. Tú me dejaste sin Carolline ahora tu serás Carolline mi esposa! Grito lo último y yo solo estaba tratando de asimilar todo.

– pero , pero yo no tuve la culpa, tú te equivocaste y lo siento. Pero ese hombre Santiago es mi esposo mi verdadero esposo y Christian mi hijo y me necesitan, por favor no me hagas esto. A demás tú le disparaste y …

-callate! Grito con las manos en la cabeza, ese imbecil está bien, ya llevas cuatro días aquí y mis hombres me dijeron que está bien en el hospital y le darán el alta, debí apuntarle en la cabeza, respondió con total ironía. 

-dylan, mira yo sé que tú no eres un mal hombre por favor, por favor no lo hagas, Carolline no querría…

– cállate!!! Me empujó haciendo que me golpeara la cabeza con un mueble, Carolline lo querría, soñé con ella y la he visto pidiéndome justicia. 

-auch, me dolió la cabeza por el golpe que tuve. Intentaba no cerrar los ojos pero mis esfuerzos fueron en vano y más cuando decidió acercarse y golpearme hasta que no pudiera más. 

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante