Mis dolores de palabras desatoradas del pecho

arrows 3081010 1280

Intenté, pero para muchos ya no quedaba nada más que hacer. El olvido fue la mejor cura.

Muchacha que trabajó su autoestima, no soy tu paciente, fui tu primero. Tu gran indiferencia es un hielo que tuve que devorar como un rico helado de tiramisú.

Cercanamente me dejaste de hablar de filosofía y nunca pudiste evitar la envidia; cercanamente te puse lejanamente y mis recuerdos bailan en la lontananza como dos caballos salvajes de diferente manada sin vínculo alguno pero sabiéndose parecidos por raza.

Con caricias quisiste que fuera a la morbosidad y corrupción más puramente impura. Fácilmente me alejé de tu psiquis y ahora da igual cuantos te penetren o penetres.

Pintando estrellas para mí, pintaste las estrellas de tu familia y te olvidaste de mi bebé. Pintando explosiones te esperaré sin esperar.

Tomando vino blanco te reíste conmigo y decidiste reírte sin mí. No lloro, pero las lágrimas en la película me dicen quizá algún día se sepa dar cuenta de que me hacés falta, aunque no me hacés falta.

Haciendo guiones en conversaciones te enfrascaste en tu amada guionando tu vida y te olvidaste que con vos fui un actor sincero. Espero que cuando hagas películas me pidas que te haga la fotografía, mientras tanto no me hace mal ver tus artes audiovisuales en donde no aparezco en los créditos.

Me tirabas piedras dolorosas y como eras mujer yo no. Creciste conmigo y ahora sos igual que tus viejos, y sos tan igual que digo lo mismo, pintaré explosiones o puliré diamantes en tu honor.

Te esfumaste conmigo en los humos, y ahora sos un humo que no quiere decir qué sucede en tu garganta. Mientras seas feliz, podés seguir vendiendo humo.

Te di toda mi sabiduría como a otros tantos, y ahora te molesta, y eso que cuando estuve cuando más me necesitabas no era así. Con hechizos desde la distancia pediré buena vida para vos.

Dejaste sola a tu madre y desmejoró, sin embargo tus ojos veo la eternidad.

No supiste ayudar bien a tu hija y me arrastrarte del pelo desde mi habitación al baño, sin embargo siempre te llevaré el té a tu cama.

Pusiste la semilla y siempre fuiste el sabio entre los sabios, sin embargo me dijiste que hubiera sido mejor morir ahogado. De todas maneras lo trato de olvidar y te pongo la pava al fuego y te compro vinos caros.

Caminé descalzo con vos y conocimos muchos países astrales que nadie vio, sin embargo me dijiste que te gustaban más las mujeres y ahí me corté con los vidrios. Sé que algún día me darás un vitral.

Me quisiste corromper y te ayudé diciéndote que ni siquiera te corrompías a vos mismo. En la distancia te digo, no hay más mierda que intentar lavar, despreocupáte y se feliz aunque no sea conmigo. En la distancia te veo tan cerca.

Fuiste excepcional pero me volviste loco. Ahora te respeto tanto como a lo profundo del océano.

¿Qué más decir?

A veces siento emociones… emociones vacías de presencia, pero llenas de superadas ausencias. Pero sí, siempre la angustia la sentí en los músculos del corazón. Debe ser que soy un perro blanco con luz naranja.Mis dolores de palabras desatoradas del pecho

Recomendado1 recomendación

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Libertas
1 año atrás

Excelente texto, una reflexión mágica sobre el sentimiento hacia una relación

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante