Luchando por vivir

received 519565746222452

… Continuación… 

Al fallecer la mamá de la bebé, todos los familiares y amigos tenían miedo de quedar a cargo de la bebé, por la razón de que esta no se encontraba bien de salud. Y claro, piénselo bien ¿Quién quiere asumir la responsabilidad de un recién nacido y arriesgarse a que muera en sus brazos? Así es, nadie. 

Lo conversamos y lo pensamos de mil formas, pero ¿Cómo íbamos a dejar esa pequeñita en manos del “destino” o en manos de Dios? Dios usa sus canales y sus medios para esos milagros que vemos a diario. Decidimos ser ese respaldo y dimos un voto de fe de que todo estaría bien. 

Pasaron 2 días y en nuestras manos veíamos que la bebé iba perdiendo peso, perdiendo color… Decidimos actuar y llevarla a emergencia pediátrica. Donde nuestra pequeña quedó hospitalizada por 10 días. 

Fue entre agujas, llantos y sangre que que pasó los primeros días de su vida. 

Recuerdo que no nos dejaban entrar a verla, ella estaba en la sala de neonatos. Y una silla que había en la entrada, se convirtió en testigo de la agonía que allí teníamos. ¿Iba a vivir? La pregunta que nos hacíamos a diario. 

Entre más exámenes le hacían, más cosas encontraban en su cuerpo. Hasta qué se determinó que tenía una bacteria en el estómago… 

Un día, una enfermera de esas que se gana el corazón de todos, nos hizo señas y nos dejó pasar. 

Después de tantas horas sin tener contacto con ella, entre el suero, las vías tomadas y el sonido del monitor del corazón, nos regaló una sonrisa al oír nuestras voces. Fue un sentimiento que nos invadió y las lágrimas salieron a relucir. 

¿Cómo puede estar en esa situación una pequeñita que no tiene idea de nada, que no ha vivido?

Solo deseábamos que pudieran salvarla y nos la devolvieran para darle todo el amor que se merecía por ser tan valiente. 

Esperen el siguiente capítulo… 

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Carlos Alberto Bustillos
10 meses atrás

No hay nada mas hermoso que un niño y poder entregarle todo, pues ellos son ángeles desvalidos que necesitan todo el amor, afortunados los que aman a los niños pues de ellos será el reino de los Cielos y lo que a ellos les disteis será la señal de Dios que os admita en el Reino de los Bienaventurados pues amaron.

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante