La sedentarización de las tribus cazadoras andinas.

alpacas toquepala 1

Mientras en Ayacucho las sociedades cazadoras pasaron a ser pastores gracias a que lograron la domesticación de los camélidos para dar lugar a las alpacas, en el norte en la zona limítrofe entre Perú y Ecuador también se darían las condiciones para el nacimiento de la vida sedentaria, solo que las condiciones son diferentes al encontrarse como principal ecosistema los páramos húmedos. Si bien para esas latitudes ya no se encontrarían con los camélidos para cazarlos, las primeras bandas tuvieron que sobrevivir de la caza tanto del venado como de animales pequeños como el conejo, pero al tratarse de ecosistemas tropicales, encontrarían una mayor variedad de plantas capaces de producir frutos como para mantener en la zona a una población permanente. En toda la cordillera, además de la caza, se tenía una disponibilidad de plantas de las cuales se pueden consumir, recolectar frutos o los tubérculos, como lo son la oca, el olluco, el frijol o poroto, la lúcuma, la guama y diferentes variedades de chiles y de calabazas, de los cuales según los hallazgos en la Cueva de Guitarrero tanto el frijol y los tubérculos como la oca y el olluco fueron los primeros en pasar por el proceso de domesticación hacia el octavo milenio.

Durante buena parte del pleistoceno, la principal fuente de alimentos fue a través de la caza del venado, animales pequeños como los conejos y vizcachas y los camélidos que se convertirían en las principales presas, desarrollando técnicas para la emboscada llamada kayku realizado con tres o más cazadores y que resultaba muy útil para la cacería de las manadas de camélidos, esto lo vemos en las pinturas rupestres de la cueva de Chalcarraga. La sofisticación de la técnica haría necesaria la presencia de más miembros de la comunidad para poder obtener un mayor número de presas llevando a cabo el rodeo o chaku, permitiendo con ello cercar los suficientes animales para no dejarlos escapar y llegado el momento empezar a lancearlos o golpearlos con porras y mazos. Estos cazadores se saben mantenían campamentos al aire libre, como se ve en el yacimiento de Quishki Punku en el Callejón de las Huaylas donde se encontró vestigios de un gran campamento, asi como aprovechaban las cuevas de la puna, en ambos casos vemos evidencias del levantamiento de estructuras temporales para crear habitaciones propias usando las pieles de los animales.

Como artilugio para desempeñar su vida cotidiana, los cazadores usaron fibras vegetales para realizar cordeles y los primeros tejidos registrados en el continente, para ese entonces aun no conocían el algodón y todo indica que en esos tiempos no supieron aprovechar la lana de los camélidos como elemento separado del uso de las pieles, los cuales además de resguardarse del frio sirvieron como mortajas para los cadáveres. Fue en la Cueva de Guitarrero donde se encontraron las evidencias de los primeros tejidos realizados con fibras vegetales, estos fueron datados para los inicios de la fase II que va del 7,000 al 6,000 a.C. los cuales se caracterizan por su sencilles y lo básico de la técnica del tejido, pero lo suficientemente útil para las funciones que más tarde tomaría la cerámica, realizando desde cestos y hasta bolsas. Se sabe que al mismo tiempo en que los cazadores de la puna hacían uso de las fibras vegetales, los habitantes de la costa también empezaron a usarla para hacer redes y bolsas, siendo un indicador que su desarrollo resulto ser tan útil que rápidamente se difundió su manufactura gracias a las redes de intercambio, o también se pudo haber desarrollado de forma simultánea.

La organización social de estos primeros pobladores era la de congregarse en bandas u hordas, integradas por su población masculina, la femenina y los infantes, donde todos contribuían en el espectro de sus facultades para poder asegurar el bienestar del grupo, de momento no es posible conocer a detalle las actividades realizadas por los diferentes segmentos de las bandas. Por los vestigios encontrados, sabemos que las cuevas eran habitadas por grupos de más de 10 personas, donde se llevaban a cabo las actividades de procesamiento de las presas, desde la preparación de las pieles para su uso como abrigo y la elaboración de alimentos, deduciéndose que pudo ser el lugar donde mujeres, ancianos y niños pasaban gran parte de su tiempo mientras los hombres salían a buscar el sustento. Al igual que el trabajo realizado en México para la datación del proceso de domesticación del maíz en el Valle de Tehuacán, el doctor Richard MacNeish identificó las secuencias con que ser realizó el proceso de sedentarización del valle de Ayacucho, dividiendo el Holoceno en cinco periodos precerámicos: Puente del 8,500 al 6500, Jaywa del 6,500 al 5,500, Piki del 5,500 al 4,200, Cachi y Chihua del 4,200 al 1750 a.C.

Según los estudios de MacNeish, fue el en periodo Jaywa donde se tiene constancia de haberse logrado la domesticación de los camélidos, consolidándose la vida sedentaria para el periodo Piki cuando se encontraron evidencias del uso de algunas plantas que terminarían siendo domesticadas como la quinua, el amaranto, el chile, la calabaza y el zapallo, además que junto con los camélidos ya hay indicios de la presencia de otro animal tradicional andino, el cuyo. Todavía estas plantas se presentaban en su forma silvestre y apenas estaban empezando a ser tratadas para su manipulación y siembra, lo que si todavía no se encuentran presentes es el maíz y los tubérculos, los cuales aparecen hasta la fase Chihua iniciada en el 3,800 junto con la lúcuma, los frijoles y el algodón, por lo que la vida sedentaria andina se basaba tanto en el sector pastoril como en la cada vez creciente agricultura iniciada por los recolectores de las tribus de la puna.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura.

Federico Flores Pérez.

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Únete a Arthii para conocer a mas creadores de contenido siguiendo este enlace: https://www.arthii.com?ref=antroposfera

Bibliografía: Luis Guillermo Lumbreras. Los orígenes de la sociedad andina, del libro Compendio de Historia Económica del Perú. Tomo 1. Economía prehispánica

Imagen:

Izquierda: S/D. Pastor de alpacas, siglo XX.

Derecha: Panel C. de la Cueva de Toquepala.

alpacas toquepala

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante