La paloma y la mosca.

sola paloma blanca paloma en la jerarquia de la caja de madera en la esquina con copyspace 68203650
Había una vez una paloma que vivía feliz en un casa de madera montada en un hermoso arbol ,le gustaba mucho el sol, el aire y el agua que le daban vida. Un día, una mosca se posó en su casa  y empezó a molestarlo.
-¿Qué haces aquí, mosca? -le preguntó la paloma
-Vengo a visitarte, paloma. ¿No te alegras de verme? -respondió la mosca con una sonrisa maliciosa.
-No, no me alegro. Eres una plaga, una sucia y una contaminante. Te alimentas de la basura y de cosas podridas. No eres bienvenida en mi árbol -dijo la paloma con desprecio.
-Qué grosero eres, paloma. No sabes apreciar la diversidad de la naturaleza. Yo también soy una criatura de Dios, y tengo derecho a existir. Además, yo te puedo enseñar muchas cosas que tú ignoras -replicó la mosca.
-¿Qué me puedes enseñar tú, mosca? ¿A revolcarme en la inmundicia? ¿A propagar enfermedades? ¿A molestar a los demás? No, gracias. Prefiero quedarme en mi árbol, limpio y sano -afirmó la paloma.
-Pues te pierdes de mucho, paloma,yo viajo por el mundo, y veo cosas maravillosas. Conozco lugares, personas, animales, plantas, culturas, costumbres, sabores, olores, colores… Tú solo ves tu árbol, y te crees superior a los demás. Eres un ignorante y un egoísta -insistió la mosca.
-No me interesa lo que veas, mosca. Lo que veas es falso, porque lo ves con tus ojos sucios. Lo que yo veo es verdadero, porque lo veo con mis ojos limpios. Mi árbol es mi mundo, y es el mejor mundo que hay. No necesito nada más -sentenció la paloma
La mosca se dio cuenta de la paloma era un caso perdido, y decidió irse. Pero antes de marcharse, le dijo:
-Adiós, paloma que te diviertas en tu árbol. Pero ten cuidado, porque el mundo no es tan bonito como tú crees. Hay muchos peligros que te acechan, y que pueden destruir tu árbol y tu vida. Quizás algún día te arrepientas de no haberme escuchado, y de no haber aprendido de mí.
La paloma se burló de la mosca, y le dijo:
-Adiós, mosca. Que te diviertas en tu basura. Pero ten cuidado, porque el mundo no es tan malo como tú crees. Hay muchas bondades que te esperan, y que pueden mejorar tu basura y tu vida. Quizás algún día te arrepientas de no haberme respetado, y de no haber aprendido de mí.
Y así se despidieron la paloma y la mosca, cada uno convencido de su verdad, y sin haber aprendido nada el uno del otro.
Moraleja: No debemos juzgar a los demás por su apariencia, ni por lo que comen o por lo que hacen. Debemos respetar la diversidad de la naturaleza, y aprender de las diferencias. Debemos cuidar el ambiente, y evitar la contaminación. Debemos ser humildes, y reconocer que no lo sabemos todo. Debemos ser curiosos, y explorar el mundo. Debemos ser solidarios, y ayudar a los demás.
Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante