La lucha insurgente en la Mixteca oaxaqueña.

trujano huajuapam 1

A lo largo del periodo virreinal, los españoles se habían dividido el poder con los cacicazgos mixtecos al permitirles gobernar sobre sus comunidades, mientras ellos se encargaban de ejercer el poder desde las instituciones y acaparaban el comercio de la producción de la región, la cual por sus características se había convertido en una región ganadera por la sequedad del terreno y también se daba la producción de la grana cochinilla, mientras la agricultura solo se había quedado en un papel de consumo doméstico de las comunidades. El centro por excelencia del poder político y comercial se ejercía desde San Juan Huajuapan, siendo el lugar a donde llegaban las cargas tributarias de los pueblos que para ese entonces encontramos una población donde el 80% era indígena, 6% españoles y el resto sin una clara identificación étnica. El trato con los mixtecos era complicado debido a que no permitían la intromisión de personas ajenas a su comunidad, por lo tanto, todas las decisiones se tomaban desde dentro de sus consejos y los caciques eran los intermediarios con el poder español, el único punto de atracción entre indígenas y españoles fueron los trapiches donde se les daba trabajo.

El siglo XVIII fue un periodo de cambios profundos por la implementación de las reformas borbónicas, hacia 1740 el poder de los caciques empieza a ponerse en duda, pero lograron conservarlo hasta 1765 cuando se implementa la formación de un cabildo conformado por “macehuales” para dictar la gobernanza de las comunidades. En el poder regional también hay cambios con la conformación de los ayuntamientos, centralizándose el poder en la figura del “alcalde mayor” como el principal intermediario de las comunidades con el resto del virreinato para si terminar con el problema de la corrupción, tema que se debía de dar orden debido a la bonanza llevada por la explotación de la grana cochinilla. Pero esta abundancia traída por la grana cochinilla solo se concentraba en unos cuantos, y la gran mayoría permanecía en la pobreza, situación que se empezaría a tornar complicada a partir de 1790 cuando se dificultaron la situación en muchas de las comunidades y dada la complicada geografía de la región se estaba convirtiendo en un polvorín que podía estallar en cualquier momento.

Cuando ocurre el levantamiento de Miguel Hidalgo en Guanajuato en 1810, manda a unos enviados a Oaxaca para iniciar el movimiento a unos jóvenes que solo se identifican con los apellidos Armenta y López, pero al dirigirse a la capital que era el centro de las autoridades realistas fueron rápidamente descubiertos y un problema que tuvieron con el intendente José María Lazo Nacarino provocaría su ejecución. El gobierno oaxaqueño estaba al tanto de la llegada de cualquier rastro de la insurgencia de Hidalgo, la cual solo se había reducido a unos cuantos detenidos como el diacono Ordoñez y otros miembros del clero que solo fueron encarcelados por su condición, mientras los laicos como los jóvenes Tinoco y Palacios fueron ejecutados y decapitados para colocar sus cabezas en picas. El impulso independentista llegaría con José María Morelos, donde las fuerzas de la intendencia fueron a Acapulco para defenderla del primer intento por tomarla, pero a partir de ahí los insurgentes empezarían a tener una mayor presencia con el levantamiento del caudillo Antonio Valdés en Pinotepa Real con los indígenas de la región y que fue rápidamente sofocado al ser sitiados en el cerro de Chacahua el 19 de noviembre.

Quien lograría arraigar la insurgencia en Oaxaca fue Valerio Trujano, arriero de Tepecoacuilco quien se había sumado a las fuerzas de Morelos en su paso por el actual estado de Guerrero en el sitio de Tlapa en 1811, al demostrar sus dotes de mando fue comisionado como subalterno de Miguel Bravo a llevar la rebelión a la Mixteca. Las comunidades tomaron diferentes bandos según los intereses de sus dirigentes y con ello los insurgentes empezarían a tener presencia, mientras los realistas usarían a los ingenios de trapiches para coercionar a sus peones para luchar con ellos, todo esto hizo que para marzo de 1812 los insurgentes tuvieran las suficientes fuerzas y se llevara a cabo el primer enfrentamiento en la iglesia de Yanhuitlán, donde Trujano estaba resultando vencedor ante la defensa de José Regules, pero Bravo recibe ordenes de Morelos de retirarse para prestarle apoyo para romper el sitio de Cuautla, dejando a Trujano con la dirección de la campaña en la Mixteca. Con pocas fuerzas, Trujano determina que el lugar ideal para acuartelarse en espera de refuerzos era Huajuapan, por lo que toman la ciudad y como pudieron resistieron el sitio que les había impuesto Regules con tropas llevadas de toda la intendencia.

Debido a la inferioridad numérica de las tropas de Trujano, los realistas se confían y someten a Huajuapan a una serie de ataques para irlos mermando, pero gracias a la información proporcionada por el espionaje de Remigio Sarabia, mejor conocido como el “Indio Nuyoo” Trujano sabia con antelación los planes de Regules y con ello preparaba la defensa contra los realistas, pero el hambre sería una de las amenazas constantes, por lo que comisiona a Sarabia para pedir apoyo a Morelos quien estaba reorganizando sus fuerzas después del sitio de Cuautla. Después de 100 días de sitio (según la fuente va de 99 a 111 días), a mediados de julio llegan las tropas de Morelos junto con Vicente Guerrero, Nicolas Bravo y los hermanos Hermenegildo y Juan José Galeana y con refuerzos llevados de Tlapa y Chautla provocando la huida de las fuerzas realistas, siendo el preámbulo para lo que sería la toma de Oaxaca el 25 de noviembre al quedar las defensas españolas completamente mermadas de la campaña en la Mixteca.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura.

Federico Flores Pérez.

Bibliografía: Marlen Donají Palma Silva y Grissel Gomez Estrada. Insurgencia en la Mixteca: El sitio de Huajuapan, 1812, del libro La Independencia en las provincias de Mexico.

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Únete a Arthii para conocer a mas creadores de contenido siguiendo este enlace: https://www.arthii.com?ref=antroposfera

Imagen:

Izquierda: Anónimo. Valerio Trujano, siglo XIX

Derecha: Roberto Cueva del Rio y Luis Arenal, Morelos en la lucha por la independencia, 1952-1956, Museo Regional de Guerrero, Chilpancingo.

trujano huajuapam

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante