La desgracia nos unió, Capítulo 2

PORTADAS buenovla 1

CAPÍTULO II: El atentado contra Elizabeth Wilson Mayer

La enfermera que le leía historias y novelas, estaba muy concentrada en su lectura, que no se daba cuenta que estaba moviendo los dedos, en eso entra el fisioterapeuta y lo vio diciendo — ¡miren!, está moviendo los dedos de la mano derecha –, Kimberly corre hacia su habitación y lo revisa, dice – puede ser un simple reflejo o puede ser que está harto de tus novelas tan malas –, jajaja todos ríen, la enfermera le responde – en serio Kimberly como se encuentra nuestro marine, que esta tan bueno –

La doctora le contesta – morbosa, digo lo mismo que les he dicho siempre, él va a despertar, ese movimiento es porque está recuperando sus reflejos o instintos, no importa, es una señal de mejoría –, la cocinera dice – voy a traer té para celebrar con nuestro marine –. El contralmirante al saber de sus avances se sintió feliz, hará lo necesario para que Anthony regrese al mundo de los vivos

Llega a visitarlos el contralmirante, de nombre Jones Smith, le trae dulces y vino a la doctora y otras cosas ricas para comer, se queda a dormir en la casa. En la noche mientras conversan ella le comenta – me imagino que su esposa no ha venido a pasar unos días aquí porque estamos nosotros, pero dígale que no tenemos problema, podemos dormir en el cuarto de Anthony y cederle las otras habitaciones –

El contralmirante le responde – Te puedo llamar Kimberly, después de aquel suceso donde casi nos matan y gracias a Anthony que nos salvó estamos vivos, mi esposa me dejo y se divorció de mí, porque no quería estar más en peligro, se llevó a mis hijos y no la he vuelto a ver, ni a ella ni a mis hijos, ni una llamada recibo de ninguno, eso fue hace diez años—

Continúa hablando – esta casa la compre recientemente, solo para mí, no la había estrenado, uds. son los primeros en usarla, pero allá afuera nadie está interesado en venir para acá–.

Después de la cena los compañeros de Anthony que son los dos militares que los cuidan, le preguntan al contralmirante, — jefe cuente cómo va la investigación del ataque terrorista –, Jones Smith les responde – se encontraron algunas piezas pertenecientes a la bomba, se han revisado los videos de las cámaras de los alrededores, no hemos conseguido nada, pero la falsa enfermera está confirmada que pertenece al grupo Al Qaeda, la tuvimos que amarrar como Jesucristo, porque trato de suicidarse con un veneno que traía en la boca—

Continúa Jones – estoy seguro que Anthony tuvo que ver algo, darnos una pista para ubicar estos desgraciados, que estamos seguros que se encuentran en nuestro país todavía–, el otro militar le pregunta – jefe hablando de otra cosa, le gusta la doctora–, se sonríe y dice –ya estoy muy viejo para enamorarme nuevamente –, el militar insiste – tranquilo jefe, es soltera, no tiene compromisos, tampoco hijos, no pide hablar con nadie, su único rival es Anthony—, jajaja se ríen todos

Pero el contralmirante desde la ventana de su habitación observa a la doctora cuando se dirige a la playa a bañarse, como hace todas las noches antes de irse a dormir, ella tiene treinta y cinco años, posee un cuerpo escultural, blanca, de cabellos dorados, con una personalidad cautivadora, que atrae la atención del contralmirante, que se deleita solo con verla, por supuesto que se está enamorando de ella

Mientras en otro lado de la misma ciudad, en el mismo tiempo, Elizabeth Wilson Mayer, de cuarenta años, de profesión abogada penalista, madre de dos hijos, Juan y Antonio de ocho y diez años de edad, se dirigía a su trabajo en el despacho jurídico Jones y asociados, donde se hacía cargo de la defensa de personas acusadas por delitos punibles, en la mayoría de los casos, se trataban de delincuentes de cuello blanco, involucrado en drogas, asesinatos, robos, en fin

Con estos delitos, la defensa es costosa, pero Elizabeth Wilson Mayer era una excelente defensora, que no tomaba un caso que no pudiera ganar, litigaba hasta dejar a su cliente libre de sospecha, con el tiempo los mejores clientes del despacho jurídico lo representaban las mafias, entre ellas la mafia más antigua fundada en Italia por el siciliano Matteo Messina Denaro (Castelvetrano,1962), considerado actualmente el más poderoso de Europa, que ahora se ha instalado en Estados Unidos y el resto de la América

A solicitud de un cliente que debía defender por tenencia de estupefacientes, le pidieron al bufete de abogados tratar sobre el caso en horas de la noche, ya que, en la mañana siguiente, sería presentado a tribunales para la imposición de cargos, con la posibilidad de quedar detenido si el juez así lo decide

El bufete envía a su mejor defensora la doctora Elizabeth Wilson Mayer, quien acude a la dirección suministrada, que es la residencia del acusado en cuestión. Al llegar la puerta estaba entre abierta, tocó, pero nadie respondió, entró diciendo buenas noches, pero escucho unas detonaciones en el interior, dio unos pasos hacia adentro de la residencia, vio en ese momento cuando el jefe de la mafia siciliana Matteo Messina Denaro disparaba el arma sobre el vicepresidente de ese país, acertando varios tiros sobre su humanidad

Elizabeth grita de asombro, se coloca las manos en la cara horrorizada, viendo hacia el piso, aquel que en vida ella trató conoció en el despacho de la presidencia, volvió la mirada hacia las personas que estaba allí, reconoció al capo de la mafia siciliana Matteo Messina Denaro como el asesino, su cliente, varios sicarios y capos de menor importancia.

Todo paso en un instante, de pronto reaccionó, viéndose en el lugar donde se encontraba, aterrada corrió si ver atrás; Messina da la orden a sus sicarios que la sigan y la eliminen por haber visto el asesinato, no deben dejar cabos sueltos, a pesar que ha sido la defensora que los ha resuelto en los últimos tiempos con efectividad

Elizabeth corre tanto con desesperación por la avenida, se desvía por un callejón sin salida, se introduce en el conteiner de la basura, los sicarios no se percataron del desvío por el callejón de su perseguida, continuaron por la avenida pensando que se habría escondido en alguna de las viviendas

Elizabeth se quedó dentro del conteiner de la basura toda la noche, hasta que al día siguiente los obreros del aseo urbano movieron este depósito de basura, al destaparlo la encontraron allí en estado de shock, temblando y tartamudeando, la ayudaron a salir, llamaron a emergencia, se apersonó una ambulancia que la traslado a un centro de emergencia de defensa civil cercano, porque el hospital estaba colapsado por la cantidad de heridos ocasionado por la bomba en la gran avenida

En este centro la atendió una doctora de mediana edad, que la diagnostico en estado de shock, la bañaron y la sometieron a una cura de sueño para sacarla de ese estado. La denuncia del hallazgo de la señora fue colocada en la policía judicial. Al día siguiente se apersona al centro de salud de emergencias el detective Bryce Taylor, quien revisa el contenido de su cartera que llevaba terciada en el hombro, saca su monedero y sus documentos

La identifica como Elizabeth Wilson Mayer de cuarenta años de edad, su licencia de conducir, su carnet de abogada penalista y sus tarjetas de presentación del despacho jurídico Jones y asociados. El detective entrevista a la doctora tratante, ella le diagnostica estado de shock por un evento traumático, que la dejaría tan impactada que no puede hablar, el tratamiento de sueño profundo y otros medicamentos tiene una duración de cuarenta y ocho horas

El detective esperará para hablar con la abogada cuando despierte y se encuentre en mejores condiciones de salud. Mientras tanto, se dirige al despacho jurídico donde trabaja Elizabeth, se entrevista con la directora del bufete, esta le describe las cualidades prodigiosas de la abogada Elizabeth Wilson Mayer, como abogada penalista.

También le informa sobre la asistencia legal a un cliente, ayer en horas de la noche, le explica que la emergencia surge porque la fiscalía presentaría al acusado en horas de la mañana ante el tribunal penal de control, con altas probabilidades de dejarlo detenido en ese acto, no teniendo más noticias sobre ella, el detective le pidió la dirección del encuentro

Se dirigió a esa dirección con un grupo de policías armados, entraron sin dificultad porque la puerta estaba cerrada sin cerrojo, al entrar hallaron el cadáver del viceministro de relaciones interiores, con varias detonaciones en su humanidad, llamaron al forense para el levantamiento de la escena del crimen, la recolección de evidencias y huellas

El detective Bryce Taylor, al observar este homicidio, piensa en la abogada Elizabeth Wilson Mayer, que se encuentra en estado de shock, deduce que es testigo de lo paso allí en horas de la noche, por lo que concluye que puede estar en peligro por lo que vio o sabe, se retira rápidamente de esta residencia y se dirige con urgencia al puesto asistencial

Entre tanto los sicarios de Messina siguen desplegados por toda la ciudad que está en caos por la bomba que explotó en la gran avenida. Messina llama a sus sicarios a esconderse porque todas las instituciones de defensa estas desplegadas también por toda la ciudad buscando a los terroristas

También se enteran que las autoridades ya habrían encontrado el cadáver del viceministro, lo que quería decir que la abogada los había denunciado, ósea que también los estarían buscando a ellos, lo mejor era esconderse y esperar

Pasaron dos días, Elizabeth despierta de su sueño inducido, más tranquila, ya no tiembla, recuerda lo sucedido, se altera, pero la psicóloga que esperaba que despertara, la tranquiliza, le dice que está a salvo, que nada le pasará, le muestra los policías que la están cuidando, la enfermera trae su desayuno junto con unas vitaminas, ella come un poco

En eso llega el detective Bryce Taylor, la psicóloga se lo presenta, le dice que él quiere hacerle unas preguntas, que ella debe responder en completa tranquilidad sin alterarse, que recuerde que ya está segura. El detective pregunta – Buenos días abogada Elizabeth, puede decirnos que paso la noche que acudió a la residencia de su cliente –, ella se puso nerviosa al recordar, comenzó a describir paso a paso, el horror que vivió en ese lugar, la muerte del viceministro y quien lo mato, luego su persecución

El detective Bryce Taylor continuó haciéndole preguntas sobre los detalles, que le confirmaron que efectivamente ella es un testigo presencial de la muerte del viceministro. La abogada fue sometida a un tratamiento psicológico post traumático, con el tiempo volvió a su vida normal, no quiso trabajar más en caso de mafias, solo en casos sencillos de delitos menores, aunque esto significaba menor ingreso

Las noticias en esos días, informaron sobre la muerte del viceministro de interior y de justicia, como un asesinato realizado por la mafia de Matteo Messina Denaro (Castelvetrano,1962), considerado actualmente el más poderoso de Europa, que ahora se ha instalado en Estados Unidos y el resto de la América, quien fue declarado persona no grata en este país.

También informan que las autoridades internacionales junto con la cia, dea, Fbi y otras instituciones, estarían en persecución de los presuntos asesinos. En declaraciones del fiscal de la causa, expresa que pedirá condena de muerte para el asesino del viceministro quien fue ajusticiado por el capo de la mafia siciliana, prometiendo que en los próximos días sería capturado para morir por inyección letal

Las instituciones gubernamentales de justicia, estarían muy susceptibles por el ataque terrorista y ahora el asesinado del viceministro, al punto que están extremando las medidas de seguridad en el país, nadie sale, nadie entra, es la política utilizada para atrapar a los terroristas y a los mafiosos, por lo que estos delincuentes se repliegan y se esconden

Continuará en el siguiente enlace

https://m.dreame.com/novel/2186041600.html

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante