La chica que se sienta tras de mí.

Cada mañana en el transporte, aquella chica se sienta tras de mí.

Ella me observa. Ve cada movimiento que hago, cuando me recuesto de la ventana o cuando acomodo mis audífonos para escuchar mejor la música que me aleja del mundo.

Ella detalla la ropa que uso, y percibe si me apliqué alguna fragancia o solo es mi olor corporal.

A veces se burla de mis camisas, y de lo callado que suelo ser.

Ella se sienta tras de mí, pero yo me quedo primero y no sé cuál es su parada de destino.

Siento sus ojos en mi espalda, pero no me incomoda.

La he visto subirse después de mí, siempre sonríe y huele a flores.

Me pregunto si ella también quiere huir de la realidad por un momento.

Así como yo.

Recommend0 Recomendaciones

Artículos relacionados

Respuestas

¿Por qué registrarme?