Gana DINERO con tu dinero 

Muchas veces creemos que la mejor forma de ganar dinero con nuestro dinero es invirtiendolo en algún tipo de negocio bursatil, o apostando en casas de juego. Sin embargo, por este tipo de ideas se nos ha olvidado la forma más importante de ganar dinero con nuestro propio dinero.

Con el cambio del tiempo y ese bombardeo constante de información que siempre te está llegando como publicidad, donde te dicen las mil y un maneras de generar unos ingresos impresionantes sin hacer prácticamente nada, es muy probable que la clave que voy a compartir contigo te parezca una tontería, aun así, te contaré qué todo ese panorama del qué te hablan no es más que palabras bonitas dentro de un esquema qué resulta prácticamente imposible conquistar; empezando porque todavía, y a pesar de los avances, la riqueza no se logra de la noche a la mañana, o al menos no para la gran mayoría de personas que la han conseguido con inteligencia, mentalidad, determinación, y lo más importante: Paciencia. 

Siempre estamos pensando qué hacer con ese poco de dinero que rara vez nos sobra. Llegamos a imaginar ahorrarlo para iniciar un negocio, o ir al punto y jugar la lotería, pero finalmente terminamos gastandolo en cualquier cosa, volviendo al viejo recorrido de llegar a fin de mes sin un solo céntimo. 

Al ver todo este panorama, se me viene a la cabeza una de las reglas de la riqueza que reposan en las páginas del libro “El hombre más rico de Babilonia” donde se dice repetidas veces que para empezar a ser próspero hay que pagar todo lo que debemos, pero siempre pagandonos primero a nosotros mismos. Esta indicación es quizás las más sabia que he escuchado en toda mi vida, lo malo de esta norma, es que la mayoría de personas no ganamos un sueldo que nos haga sentir que podemos quedarnos con una fracción de lo que nos llega cada mes como salario, y es por esa razón que la clave qué les voy a revelar les va a ayudar a conseguir mucho más que solo quedarse con el diez por ciento que el libro recomienda. 

Cada que vamos a la tienda podemos ver que a los productos que normalmente compramos le han subido unos cuantos centavos, eso sucede por la inflación constante; y es ahí donde nosotros debemos darnos cuenta que cada día estamos entregando una parte importante de nuestro dinero sin que al menos nos demos cuenta, o tengamos el más mínimo beneficio de esto. Si sumamos lo que se le sube a cada producto nos quedaremos aterrados por lo que esto sumaria en todo un año. 

Ahora bien, ¿Por qué no nos importa pagar cada día está inflación? Simple, pues porque necesitamos los productos. Entonces, la técnica que llevaremos a cabo es la de ser nosotros mismos quienes le subamos el precio a lo que sea que vayamos a comprar. 

Parece locura, pero es la forma en la que de ahora en adelante nos quedaremos con el diez por ciento de lo que cuesta cada artículo, o producto que compremos. Si lo hemos hecho todo el tiempo por alguien más que nos cobra cada vez que se le antoja, pues ahora seremos nosotros quienes nos llevaremos los beneficios. 

Imagina que el lunes vas al supermercado y tienes que comprar tu remesa, entonces a cada producto le vas a subir el diez por ciento de lo que cueste, entonces pagarás el costo real al tendero, y tú guardarás el excedente haciendo de cuenta que pagaste la totalidad, y olvidarás ese recurso guardandolo en un lugar específico. 

Te vas a sorprender por la cantidad de dinero que regresa a ti en cada compra, y esa motivación por pagarte a ti, te va a ayudar a querer hacerlo todo el tiempo, pues tendrás tus bolsillos llenos y tu moral por las nubes. 

Con esta estrategia logré ser un mejor ahorrador, pero también comprendí una parte importante del juego del dinero, por eso ahora en lugar de andarme quejando por la economía, mejor me centro en buscar las maneras de quedarme con la mayor parte de lo que gano, y con eso he logrado llegar a fin de mes, y en muchas ocasiones vivir tranquilamente sin tener que tocar el siguiente sueldo qué reciba. 

Ponerlo a prueba no cuesta nada, es solo un juego que te devuelve una muy buena parte de lo que es tuyo, y como siempre tienes que comprar cosas, pues ahora ganarás por cada vez que lo hagas. 

Deja de pensar en todos esos temas raros qué te prometen hacerte millonario de la noche a la mañana, y piensa más bien en que antes de jugar con dinero que no es tuyo, juega un poco con tus reglas, pues aunque no puedes decidir cuanto dinero te va a caer del cielo, ahora con esta estrategia vas a poder decidir cuando dinero del qué es tuyo se queda en tus bolsillos. 

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Luisa
10 meses atrás

Lo pondré en práctica, gracias. Saludos !

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante