Fundación del departamento de San Blas.

galvez san blas 1

Debido a la dinamización del contexto geopolítico del Océano Pacifico, los Borbones vieron como parte del proceso de reformas realizadas para mejorar las condiciones del imperio el crear un nuevo puerto que sirviese para atender la comunicación y expansión rumbo al noroeste, aunque en realidad no se realizaron con la profusión como se estaba realizando en la península, sino solo consistía en la construcción de astilleros para mantener los contactos marinos y con espacio para albergar a los funcionarios de la corona quienes vigilaban y reportaban los movimientos. Estas reformas consistieron en el mejoramiento de las instalaciones de los puertos de La Habana, Veracruz, Campeche y Acapulco, también en encontrar nuevos puertos naturales para construir nuevas bases como paso con Alvarado y Coatzacoalcos, pero en lo referente a la capacitación de personal especializado en los conocimientos náuticos, estos estuvieron monopolizados para los peninsulares y se negaron a establecer instituciones dedicadas a la enseñanza en las Indias, por lo que los principales responsables de estos puertos tenían que llegar de España como los ingenieros militares o los oficiales de marina.

La realidad mundial se hizo patente con dos hechos, la Guerra de la Oreja de Jenkins de 1739 a 1748 librada contra la Gran Bretaña que culmino con su fracaso de conquistar Cartagena de Indias y la campaña de George Anson quien sentó su base en la isla de Juan Fernández, saqueo el puerto peruano de Paita, estuvo cerca de tres meses en la zona de Acapulco y en su viaje rumbo a Filipinas captura el galeón Nuestra Señora de Covadonga hacia 1743. A este panorama adverso para la marina española se le sumo la derrota en la Guerra de Siete Años de 1756 a 1763 donde perdieron temporalmente La Habana y Manila, pero sobre todo hacia 1767 llegaron a Madrid noticias de establecimientos rusos en la costa noroeste del Pacifico americano y el estallido de las rebeliones en Sonora por parte de los seris y pimas como consecuencia de la orden de expulsión de los jesuitas, la cual termino por ser apaciguada por José de Gálvez. Sería el propio Gálvez quien llama a la corona para establecer un sistema de comunicación marina para el noroeste y frenar el deterioro de la presencia española, para ese entonces, Acapulco no cumplía con las condiciones para ser la base del reordenamiento marítimo debido a que debía de ser abastecido desde México, Puebla o Centroamérica y por su poca población, por lo que decidieron llevarlo hacia el occidente.

Inicialmente, el plan para establecer un nuevo puerto consideraba a Mantanchén como el lugar ideal, ya que desde ahí partían los barcos para abastecer a las misiones jesuitas, pero Gálvez considero que su forma tan abierta la hacía difícil de proteger y esperaba encontrar una bahía más cerrada, encontrando finalmente a San Blas como la que cumplía con los requisitos defensivos. Su selección fue más que controvertida debido a que no contaba con las condiciones para establecer un puerto de altura, por un lado contaba con pocas elevaciones naturales como el Cerro del Castillo (actual del Vigía) donde se puso el faro y el Cerro de San Basilio (hoy la Contaduría) donde en sus faldas se estableció la población, su playa tiene poca elevación con respecto al mar, pero el problema principal era el fondo marino poco profundo, arenoso y que continuamente se azolvaba por encontrarse en los esteros donde desemboca el rio Santiago, sumado a la alta humedad, los pantanos y los fuertes vientos. Si bien su bajo fondo fue considerado por Gálvez como un recurso para su defensa, se nota que su análisis fue bastante deficiente al no considerar el resto de los problemas, fundándose finalmente el 1768.

San Blas ocuparía las mismas funciones mantenidas hasta ese entonces por Matanchén como puerto de abastecimiento para el septentrión y astillero de barcos, aunque Gálvez tenía la pretensión de convertirla en el puerto más importante del Pacifico, los testimonios de la época nos relatan sobre las dificultades técnicas que enfrentaban al tener que regresarse al puerto por las malas condiciones de salida u optar por recalar en otros lugares. El puerto tendría una situación administrativa especial al ser considerado Departamento Marítimo, lo que poseería con fuerzas militares a cargo del comandante de marina, quien debía rendir cuentas ante el virrey, siendo el responsable tanto de la defensa como de la administración y la construcción de la población, así como supervisar los planes de las expediciones que salían de San Blas y su armamento. Debido a la presión por las exigencias que llevaba el cargo de comandante, desde la fundación del puerto era muy común el relevo continuo del mando, llegando incluso a pleitos con entre el gabinete, por lo que continuamente la corona tenía que estar mandando oficiales para reemplazar a los salientes.

Para poblar el nuevo puerto, se dispuso que se debían de buscar cerca de 100 y mínimo 50 a 40 colonos, quienes debían de atender los trabajos necesarios para el puerto y también el de sembrar las tierras aledañas, teniendo como punto de reclutamiento Guadalajara que para ese momento ya tenía problemas de hacinamiento y por lo tanto era una oportunidad para darles un nuevo hogar y disminuir la presión sobre la capital de la Nueva Galicia. Si bien en un inicio las autoridades quisieron organizar el repartimiento de las tierras colocando mojoneras, la maleza rápidamente las sepultaba y se perdían las delimitaciones, por lo que se les sugirió que simplemente se les dijera las personas que llegaban los terrenos que les tocaba y con eso era más que suficiente para que estuviesen atentos de su propiedad. Cerca de 140 familias decidieron llegar a San Blas para establecerse con el compromiso de trabajarlas y de no venderlas hasta pasados los diez años, mientras la corona se comprometía a abastecerlos de granos y legumbres durante un año y los liberaba del pago del diezmo por cuatro años, pero esto no evito problemas como la negativa de asentarse en los terrenos de la desembocadura del rio Santiago debido a la destrucción de los cultivos en los tiempos de lluvias y a que finalmente no dieron para alimentar a la población, por lo que permitieron los cultivos en los terrenos en las faldas de los cerros llamados coamiles y prolongar por cuatro meses más el abastecimiento de alimentos.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura.

Federico Flores Pérez.

Bibliografía: Guadalupe Pinzón Ríos. Hombres de mar en las costas novohispanas. Trabajos, trabajadores y vida portuaria en el Departamento Marítimo de San Blas (Siglo XVIII)

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Imagen:

– Izquierda: Anónimo. Jose de Galvez, siglo XVIII.

– Derecha: Capt. Basil Hall. Mapa del puerto de San Blas, 1822. Fuente: https://www.facebook.com/histomapas/photos/previo-a-la-elaboraci%C3%B3n-del-histomapa-de-san-blas-llevamos-a-cabo-una-investigac/747629448931160/

galvez san blas

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
trackback
7 meses atrás

[…] Fundación del departamento de San Blas. […]

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante