El ejercito novohispano.

milic nov 1

El siglo XVIII marcó un cambio en la geopolítica, donde los errores cometidos por los españoles en Europa debilitaron su papel como potencia y provocaron el cambio dinástico de los Habsburgo a los Borbón. Aunque estos últimos llegaron con un nuevo enfoque sobre cómo gobernar el imperio, no lograron evitar que países como Francia e Inglaterra compitieran por el control de los mares para iniciar sus propios imperios coloniales. Aprovecharon los vacíos dejados en América para convertir estas regiones en colonias que les proporcionaban beneficios económicos significativos, alimentando así sus aspiraciones imperialistas.

En la Nueva España, no se consideraba necesaria la presencia de un ejército regular, ya que la relación de poder entre el poder virreinal y los pueblos indígenas era relativamente estable y no representaban una amenaza directa para los españoles. En caso de rebeliones o expediciones de conquista, bastaba con movilizar milicias civiles para abordar la necesidad de una fuerza coercitiva.

El contexto de inestabilidad externa llevó a la monarquía hispánica a comenzar a formar ejércitos en los reinos indianos, especialmente en la Nueva España, que era la joya de la corona debido a sus principales minas de plata, las cuales abastecían al imperio y la convertían en un objetivo tentador para los enemigos de España. El detonante de este proceso fue, sin duda, la Guerra de los Siete Años, durante la cual España se alió con los franceses para combatir a los ingleses, prusianos y portugueses en múltiples frentes alrededor del mundo.

Durante esta guerra, los ingleses infligieron una serie de golpes significativos en los frentes coloniales, incluyendo la derrota de los franceses en Canadá e India. Sin embargo, lo que más afectó a los españoles fue la toma de La Habana y Manila en 1762. Estos eventos fueron una afrenta directa y contribuyeron a acabar con las resistencias existentes entre los funcionarios peninsulares, quienes hasta entonces se habían mostrado reticentes a armar los reinos de Indias debido al temor a una posible rebelión.

El fuerte centralismo de la administración borbónica llevó a que se confiara en los ejércitos peninsulares para la formación de los cuerpos militares en América, asignando al capitán general de Andalucía, Juan de Villalba y Angulo, el cargo de inspector general del ejército de la Nueva España en 1764. Con su llegada, también arribó un contingente permanente de tropas españolas para apoyar la formación del ejército local, además de participar en labores de defensa del reino y en la represión de las primeras manifestaciones en contra de las medidas absolutistas.

Aunque el ejército del rey Carlos III se consideraba uno de los más modernos de Europa, al iniciar su formación hacia 1766, tuvo que adaptarse a las divisiones sociales existentes en el virreinato. Los novohispanos conformaban la mayor parte de la tropa, mientras que los españoles se dedicaban a dirigirlos, creando dos cuerpos divididos entre mar y tierra.

Los grupos que se beneficiaron más con la formación del ejército novohispano fueron, sin duda, los mulatos, quienes lograron mejorar sus condiciones de vida tanto para ellos como para otros grupos de castas, como los pardos y mestizos. La conformación de este ejército reflejaba las divisiones clasistas presentes en la sociedad. La población blanca, compuesta por peninsulares y criollos, ocupaba una posición privilegiada, mientras que los mestizos estaban subordinados a ellos. Además, se les negaba a los indígenas la integración en los esfuerzos de defensa al prohibirles portar armas de fuego.

Esta reorganización también llevó a replantear el sistema de defensa del reino. Se construyeron nuevas fortificaciones a lo largo de la costa novohispana y se rehabilitaron las antiguas. Asimismo, se creó una nueva línea defensiva tierra adentro para proteger el camino de Veracruz a la Ciudad de México, estableciendo puntos fortificados en el paso de Veracruz y en el fuerte de Perote.

Aunque el ejército novohispano no enfrentó directamente las amenazas externas previstas, logró consolidar el septentrión novohispano mediante la formación de los cuerpos de dragones de cuera. Estos cuerpos combatieron con éxito a las beligerantes tribus nómadas del norte y proporcionaron cierta solidez a los pueblos fronterizos al proveerles fuerzas de defensa.

La iniciativa de crear ejércitos en las Indias sirvió para contener el imperialismo inglés que buscaba ganar terreno en América. Esto se evidenció en la fallida invasión del Río de la Plata a principios del siglo XIX, donde las fuerzas virreinales y los voluntarios civiles lograron expulsar a las tropas inglesas acantonadas en Buenos Aires y Montevideo. También participaron en la Guerra de Independencia de Estados Unidos, debilitando las fuerzas británicas desde sus territorios fronterizos en Luisiana y Florida.

Sin embargo, los temores que habían impedido la formación de los ejércitos americanos resultaron ser ciertos. De estas milicias surgieron los principales caudillos que lideraron las guerras de independencia, como Simón Bolívar, Francisco de Miranda, José de San Martín, Ignacio Allende y Agustín de Iturbide. Estas luchas sociales y el rechazo a los gobiernos virreinales también estaban motivados por la situación de desigualdad que afectaba a la milicia, la cual, a pesar de sus méritos, se veía subordinada a la metrópoli debido a su origen geográfico.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura

Federico Flores Pérez.

Bibliografía: Jairo E. Jiménez Sotero. En defensa del virreinato. El ejército de la Nueva España del siglo XVIII, revista Relatos e Historias en México no. 78.

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Únete a Arthii para conocer a mas creadores de contenido siguiendo este enlace: https://www.arthii.com?ref=antroposfera

¿Te interesa conocer la historia de Mexico? Todo el contenido esta disponible en mi blog: https://antroposfera396901656.wordpress.com/

Imagen: Anónimo. Dragones del Regimiento de México, 1763-1833.

milic nov

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante