El desarrollo del culto de la Virgen de Zapopan.

virgen zapopan 1

A lo largo de la historia del virreinato, surgieron diferentes cultos locales basados a imágenes milagrosas que ayudaron a darle identidad a cada región en particular y que representaron diferentes etapas por las que tuvieron que atravesar y ayudo a consolidar el desarrollo de la cultura novohispana. Este es el caso de la llamada Nueva Galicia. Era la década de los 40 del siglo XVI cuando los españoles y sus aliados indígenas llegan al valle de Atemajac tratando de extender sus conquistas, pero la defensa de los nativos frente a los abusos de Nuño de Guzmán provocaría el estallido de la Guerra del Mixtón que frenaría por un tiempo el avance hacia el Occidente, incluso provocaría el fracaso para asentar una capital regional. Al igual que en otros lugares conquistados, fue necesaria la presencia de los religiosos para evitar el abuso de los encomenderos hacia los indígenas y garantizar con ello su conversión al catolicismo, siendo el padre seráfico Antonio de Segovia quien estaría a cargo del pueblo de Zapopan.

Llevaría consigo la imagen de una virgen elaborada en Pátzcuaro, pueblo que había destacado por el desarrollo de la técnica artesanal mesoamericana de la elaboración de esculturas con cañas de maíz adheridas con pegamento, lo que a la postre la convertiría en el centro manufacturero de esculturas religiosas del virreinato y cuyas imágenes llegaron hasta las Filipinas. En el valle de Atemajac, Zapopan se localizaba en uno de los mejores lugares de la región al estar en una posición más elevada con respecto a Guadalajara y la hacía más salubre, además de contar con una mayor cantidad de ojos de agua, esto hizo posible que pudiese dar hogar a los indígenas de Jalostotitlán quienes habían sido reasentados en el pueblo debido a que corrían el peligro de ser ejecutados por los españoles y de paso sirvió para reponer la población que se veía mermada por las enfermedades. Por la constante presencia de Antonio Segovia en las expediciones de conquista, dejaría Zapopan no sin antes de dejarle una capilla donde se adorase a la imagen que dejo y adquiriría la fama de milagrosa, dentro de las historias que se cuentan se dice que Zapopan pudo haber sido un santuario prehispánico dedicado a una deidad llamada Teopilzintli y su culto pueda tratarse de un legado sincrético.

Según las fuentes coloniales, el valle poseía al establecimiento del dominio español una población de 10,000 habitantes, pero los efectos de las enfermedades y la guerra la redujeron a 5,000 para el año de 1550 y en 1580 con el paso de la epidemia de tifo o “matlazáhuatl” la mermaría hasta los 1,500, quedando la población indígena para el siglo XVII con solo 500, situación que se solventa con el traslado de indígenas de los Altos para prevenir rebeliones. Zapopan se ubica al noroeste de Guadalajara, debido al trazado de los caminos como el de Zacatecas tendría una importancia fundamental al ser el paso a otros pueblos como El Teul, Colotlán, Tlaltenango, Jerez y el Septentrión novohispano, dándole al pueblo un gran potencial económico por todas las mercancías que pasaban por él, empezándose a convertir en un pueblo de gran importancia al volverse la residencia de la burocracia de la provincia. En los tiempos de la independencia su importancia crecería al ir escalando en su categoría, primero al ser considerado como partido y después pasaría a ser villa, con la pacificación de la región en 1818 le valdría que se le construyese un Colegio de Propaganda Fide y el templo de San Pedro.

Con el paso del tiempo, la fama de la pequeña imagen empieza a trascender al nivel regional conociéndose con el sobrenombre que le dieron en los años de la conquista como “la pacificadora” y cuyo culto se expandía con relación a los dominios de la Nueva Galicia con capital en Guadalajara, empezándose a convertir en un símbolo de la identidad neogallega al ser llevada en procesiones de visita a otros pueblos. Pero en 1607 la capilla original se derrumba y tuvo que construirse una nueva, mientras la imagen de la virgen tuvo que llevarse a varios lugares para albergarla, aunque hacia 1640 el obispo Juan Ruiz Colmenero inicia un proceso de investigación sobre sus milagros y determina que al finalizarse el nuevo santuario la imagen ya no tenía la necesidad de hacer las procesiones en los pueblos debido a que se contaban con las limosnas suficientes para sostener el santuario, pero los franciscanos quienes eran los guardianes de la imagen hicieron caso omiso y continuaron con ellas para no dejar esta fuente de ingresos, incluso se tuvieron los recursos suficientes para construir un edificio mejor que se termina hacia 1730.

Su posición estratégica en la comunicación de Nueva Galicia con respecto a las minas de Zacatecas y el noroeste facilita la dispersión del culto de la virgen de Zapopan y haría que tuviese una permanente afluencia de feligresía, a diferencia de los otros dos cultos de importancia como la Virgen del Rosario de Talpa y la Inmaculada de San Juan de los Lagos los cuales dependían de las ferias anuales celebradas en su honor. Popularmente, la virgen era invocada para buscar protección de las lluvias, rayos y epidemias, de ahí que se dispusiera las visitas de la imagen a la Catedral de Guadalajara y otros templos el 13 de junio cuando iniciaba la temporada de lluvias y el 4 de octubre cuando finalizaba (aunque después se mueven para el 20 de mayo y el 12 de octubre), pero a raíz del enfrentamiento con los insurgentes en la independencia recibiría el 15 de septiembre de 1821 el título de “La Generala” y se le encomendaría la protección de las tropas de Nueva Galicia, esto no impidió que se culminase la independencia al poco tiempo, pero se le atribuye el haber persuadido al ejército mexicano comandado por Nicolas Bravo a de entrar en batalla con el jalisciense el 14 de agosto de 1823 para ganarse el estatus de “Estado Libre de Xalisco”, convirtiéndose en la patrona del estado hasta nuestros días.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura.

Federico Flores Pérez.

Bibliografía: José M. Muriá. Zapopan y su Generala, de la revista Estudios Jaliscienses no. 122.

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Únete a Arthii para conocer a mas creadores de contenido siguiendo este enlace: https://www.arthii.com?ref=antroposfera

Imagen:

Izquierda: Antonio A. Enriquez. Nuestra Señora de Zapopan, 1786.

Derecha: Romeria de la Virgen de Zapopan. Fuente: https://guadalajarasecreta.com/la-romeria-de-zapopan/

virgen zapopan

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante