El desarrollo del complejo de las Tumbas de Tiro.

tumba tiro 1

El Occidente de México ha sido una región arqueológica muy particular al desarrollar expresiones únicas que llegaron a diferenciarla del resto de Mesoamérica, siendo una de ellas la tradición de las llamadas Tumbas de Tiro que podemos encontrarlas en Jalisco, Nayarit, Colima y el sur de Zacatecas, con algunas expresiones aisladas en el oeste de Michoacán y el de Guanajuato. Aprovechando las condiciones del terreno constituido en buena parte por tepetate, le dio la oportunidad a los pobladores prehispánicos para excavar cámaras donde podían depositar los restos de sus fallecidos, pero también dio pie al desarrollo de una cultura alfarera que elaboro numerosas representaciones naturalistas de la vida cotidiana que nos revela como fue la vida en aquellos años y su información es equiparable a la de las fuentes escritas. Esta tradición tuvo vigencia desde el 300 a.C. hasta el 600 d.C. cuando empieza a llegar una mayor influencia mesoamericana, quedando en el olvido y se recupera su memoria hasta el siglo XIX, pero para mala suerte fue a través del saqueo que alimento el coleccionismo voraz, perdiéndose de forma irreversible el contexto de cómo se encontraron.

Al ser una región volcánica, a lo largo del tiempo los numerosos volcanes dejaron en el terreno numerosos depósitos de toba dando origen al tepetate, que tiene como característica el ser una tierra compacta fácil de excavar, pero con una gran resistencia, dando las condiciones para que se pudiesen crear estas criptas excavadas directamente en el terreno y comunicadas por un tiro, las cuales se dio la oportunidad de crear una variedad de formas que iban desde la más sencilla con una sola cámara, en forma de botella de campana o incluso con hasta tres cámaras y a profundidades diferentes. Las tumbas por lo regular se aglomeraban en terrenos que podemos identificar como cementerios localizados en las pendientes de los cerros, cuya identificación podía darse ya sea con la colocación de una piedra encima de la entrada del tiro o por estar en la entrada a sitios de culto religioso. Hasta el momento, una de las tumbas que tienen una mayor complejidad ha sido la de El Arenal en Eztatlán, Jalisco, la cual alcanza la profundidad de los 14.5 m y alberga tres cámaras de forma rectangular con espacios de 4.24 m x 3.9 m con piso de laja y una altura de 2.80 m.

Se cree que la construcción de estas tumbas tienen como origen la cosmovisión indígena donde se relaciona a las profundidades de la tierra con el inframundo, considerado tanto el depósito de los muertos como el origen de la vida, por lo que era concebido como el vientre de la madre tierra y las tumbas se elaboraban con la idea de vincular las cuevas con la matriz materna siendo el tiro la representación de la vagina y las cámaras del útero, por lo que el ceremonial del culto a los muertos tenía que ver con la representación del viaje de las almas al inframundo, reafirmándose la idea de asociar lo femenino con la muerte. Fue tal la importancia de esta concepción de la vida que en sitios donde no había terrenos de tepetate o era una capa no tan profunda siempre se procuraba hacer estas tumbas en forma, por lo que se procuraba hacer cámaras construidas a base de losas y piedras, también algunas veces no era posible conservar el tiro para poder entrar por el riesgo a un colapso, por lo que una vez usada la tumba se sepultaba el tiro y se mantenían las cámaras sin que se derrumbase, así como se hacían tumbas simples sin la necesidad de la cámara y el tiro.

Con las tumbas podemos observar la existencia de una jerarquización que revela la existencia de grupos sociales diferenciados en estas comunidades, viéndose directamente en la calidad de las ofrendas depositadas, donde además de las esculturas se han encontrado caracoles, textiles, piezas de obsidiana, instrumentos musicales y piedras semipreciosas para hacer patente el estatus de los muertos. Estas tumbas no eran de un solo uso, por los restos encontrados se sabe que llegaron a albergar individuos de diferentes tiempos llegando a ser ocupados por un mismo grupo en siglos, como lo revelo una tumba encontrada en San Martin de Bolaños al norte de Jalisco donde se encontraron hasta 86 individuos en una sola cámara, por lo que para poder tener mayor espacio se llegaron a cremar los cuerpos y a depositarlos en urnas funerarias. Los entierros eran equitativos al servir tanto para hombres como para mujeres de todas las edades, siendo nada más la única diferenciación el estatus social de los individuos y lo profusas que fueron sus ofrendas mortuorias.

El uso de las tumbas también era diferenciado, en algunas ocasiones se usaban para hacer los entierros primarios (el depósito de los cuerpos antes de su descomposición), pero también podía hacerse un entierro secundario donde se depositaron los restos después de su descomposición. Los entierros se podían llevar a cabo de forma simultánea para varias personas, cuando ocurría esto era cuando se daba el entierro secundario al irse depositando los restos poco a poco y dependiendo del estado de descomposición del resto de los cadáveres, aunque una de las soluciones también era la incineración, también esta se podía llevar a cabo a partir de un entierro secundario. Los inicios de esta tradición los podemos rastrear en las culturas Capacha y El Opeño del Preclásico Medio, donde vemos en estas culturas muchos rastros que posteriormente vamos a ver reflejados en las Tumbas de Tiro, aunque algunas similitudes de estas tradiciones previas podrían indicarnos la posibilidad de la existencia de influencia sudamericana en su desarrollo.

Gracias por su atención y los espero en la siguiente lectura.

Federico Flores Pérez.

Bibliografía: Verónica Hernandez Diaz. Muerte y vida en la cultura de tumbas de tiro, del libro Miradas renovadas al Occidente indígena de México.

Para más contenido histórico o para opinar del tema, visita la página de Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100064319310794

Si te gustan los artículos, leer mas de los publicados en el blog y apoyar al proyecto, vuélvete un asociado en la cuenta de Patreon: https://www.patreon.com/user?u=80095737

Únete a Arthii para conocer a mas creadores de contenido siguiendo este enlace: https://www.arthii.com?ref=antroposfera

Imagen:

Izquierda: S/D. Isométrico de la tumba de El Arenal, Jalisco.

Derecha: S/D. Reconstrucción de una tumba de tiro.

tumba tiro 1 1

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
trackback
8 meses atrás

[…] El desarrollo del complejo de las Tumbas de Tiro. […]

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante