Dos años ya…sin tí

Caen las hojas y se siente el invierno acercándose, 

fuertes ventiscas que odio, 

pero odio más sus notas dibujando recuerdos que nunca dejarán de doler.

El sentimiento de saber que hace dos años, 

¡que hace dos malditos años! estos mismos aires me decían, que tú, primavera,

te habías marchitado,

que jamás volvería a florecer tu jardín, 

pues este ya no existía.

Desde entonces, las sonrisas, las bromas, las peleas, 

solo serían parte del pasado, 

y el sueño en que estábamos abrazados se esfumaba entre las primeras escarchas que veía desde mi ventana.

Los cristales se rompieron cuando escuché que te habías ido, 

¡que te habías ido para siempre!, 

y aún si caminara a pie sobre espinas rogando volver a verte, 

sería imposible, 

porque estás en un lugar al que no puedo llegar,

al que no puedo alcanzar, 

estás ahí, 

en la memoria de aquellos que te amamos aún después de tanto.

A veces me invade el temor a olvidar tu rostro y me destruye escuchar una voz parecida a la tuya, 

el tiempo cruel embustero no me cierra las heridas, 

más si me recuerda cada día que no estás, 

que no estarás.

Y hoy, 

hoy si que me pesan los recuerdos,

se me quiebran las pestañas, 

y de mis ojos salen cascadas sangrientas cargadas de dolor,

cargadas del dolor que me causa saberte ausente.

Abuelo de mi vida y de mi corazón, 

abuelo al que extraño tanto,

espero te hayas ido sabiendo, 

que aunque un día ya tenga canas y mi piel se estruje tanto o más que la tuya, 

en mi recuerdo estarás,

y espero te hayas ido sabiendo que te seguiré amando hasta el día, 

que nos volvamos a encontrar.

“Dos años ya de tu partida y sigo escribiendo todo lo que no puedo decirte: Abuelo, te amo.”

Maresah

🍂🍂🍂🍂🍂🍂🍂🍂🍂🍂

Hola mis amores, este poema es muy especial para mí, como pueden ver está dedicado a una persona a la que extraño muchísimo, todos sabemos que los abuelos son seres inolvidables, y perderlos causa un dolor insoportable, si fuera por nosotros serían eternos, pero la vida nunca nos deja salirnos con la nuestra, no no deja más opción que aceptar y seguir adelante, pero días en los que los recuerdos invaden es bueno dejar salir el dolor de una forma, y me gusta hacerlo en poesía, así que cuando les duela, escriban, lean, canten, hagan algo para poder sacarlo y que no les asfixie.

Dos años ya de su partida y sigo escribiendo todo lo que no puedo decirle, y como me gustaría poder hacerlo.

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante