Contratos inteligentes: todo lo que debe saber

img 8

Los contratos inteligentes son el siguiente paso en el desarrollo de la tecnología blockchain, implican la transición del protocolo tradicional de transacciones financieras a una herramienta universal que implementará de forma totalmente automática los términos del contrato, lo cual minimiza el riesgo de error o manipulación.

Los contratos prestados de esta manera garantizan la simplicidad, la velocidad de ejecución y la actualización de datos en tiempo real, en este sentido, los métodos estándar no tienen ninguna posibilidad frente a los contratos inteligentes.

Además, su uso excluye la necesidad de intermediarios y varios tipos de instituciones centrales a través de las cuales debe pasar el contrato, pero, ¿qué son exactamente los contratos inteligentes? Descúbrelo en este artículo.

¿Qué son los contratos inteligentes?

Es una especie de código muy simple, que es uno de los elementos en redes como: Ethereum, NEO, ARDOOR, LISK, EOS, CARDANO. Se basan en IFTT, en otras palabras, la red percibe un contrato inteligente como un usuario común, es decir, en la práctica puede enviar y recibir transacciones porque tiene su propia dirección de billetera.

También puede leer los datos contenidos en la cadena de bloques por sí solo, sin embargo, lo más importante es que los datos colocados en forma de contrato inteligente no se pueden eliminar ni modificar, los contratos inteligentes son transacciones que se pueden utilizar en muchas áreas de la vida cotidiana, como:

  • Subastas
  • Elecciones
  • Acuerdos de depósito en garantía
  • Contratos de compra y venta

Los contratos inteligentes básicamente funcionan como contratos regulares, las partes acuerdan condiciones específicas entre sí, que pueden reducirse a un patrón: si sucede X, sucede Y, luego se guardan los términos del contrato; sin embargo, en este caso no en papel, sino en una aplicación que opera con el uso de blockchain.

Sin terceros: la mayor ventaja de los contratos inteligentes

Los contratos inteligentes resuelven el problema más importante que surge al realizar una transacción: el problema de la confianza entre las partes y entre las partes e intermediarios, funcionan automáticamente, son cómodos de usar y aseguran que la operación se realice correctamente.

Los contratos inteligentes puedes usarlos fácilmente para confirmar transacciones de varias maneras, por ejemplo, para asegurar fondos para la peor eventualidad, basta con crear una transacción que se ejecutará desde la máquina si no se cancela dentro del tiempo asignado.

Esto hace que los contratos inteligentes sean más convenientes que los métodos tradicionales, en el caso de este último, es necesario utilizar los servicios de un tercero en la forma de una institución independiente cuya tarea es velar por la correcta ejecución del contrato o simplemente mediar en la ejecución del contrato o transacción.

contratos inteligentes

Esto crea el problema de que una de las partes del contrato tiene que dotar a la institución de un crédito de confianza y, desafortunadamente, esto no siempre es una buena solución.

A menudo hay obstáculos o problemas en forma de, por ejemplo, retrasos en la implementación o en la transferencia de fondos de una cuenta a otra. Los contratos inteligentes resuelven este problema al cien por cien ya que eliminan al tercero de circulación.

Aplicación práctica de los contratos inteligentes

En el caso de Ethereum, los contratos inteligentes se basan en el lenguaje de solidity, que es similar en sintaxis al popular JavaScript. Sin embargo, se ha adaptado para admitir contratos inteligentes, por lo que tiene funciones y comandos que no existen en JavaScript.

Los contratos creados se envían a la cadena de bloques y luego, el código es ejecutado por cada computadora con estado de nodo en la red de bloques. Los contratos inteligentes funcionan según un principio IFTT simple, es decir, si los datos de la transacción se envían a la dirección de uno de los contratos inteligentes, se enviarán inmediatamente a las direcciones de ambos destinatarios.

Los contratos inteligentes pueden comunicarse entre sí libremente enviando información relevante de una dirección a otra y, como resultado, los contratos se actualizan de forma continua y excluyen la posibilidad de error o manipulación.

Es lo mismo que ejecutar un programa en una computadora: cuando se ingresa un comando, aparece su ejecución, sin embargo, en el caso de los contratos inteligentes, esto se aplica a miles de dispositivos de este tipo que, colocados en la cadena de bloques, proporcionan datos y registran todo el historial de sus actividades en una cadena descentralizada.

Uso de los contratos inteligentes en el día a día

Un gran ejemplo del uso de contratos inteligentes en la vida cotidiana puede ser la optimización de un programa de cine ordinario, la compra de un boleto a través de una tienda en línea o sitio web asume que el comprador no recibirá el boleto hasta que el vendedor reciba el pago y autorice la transacción, lo cual requiere confianza en el organismo intermediario.

Por otro lado, una transacción realizada mediante contratos inteligentes significa que, después de recibir la cantidad adecuada, el contrato enviará inmediatamente un boleto a la persona adecuada.

Claro, los sistemas de automatización están presentes en muchos servicios sin problemas, pero siempre existe una cuestión de confianza en un intermediario, por ejemplo, en el caso de que un banco no entregó los fondos a tiempo. Cuantas más instituciones procesen una determinada operación, mayor será la probabilidad de que se produzca un error que impida su finalización.

En el caso de los contratos inteligentes, esto es imposible, porque el intercambio se realiza directamente entre el comprador y un contrato inteligente específico, además, un contrato inteligente puede verificar de inmediato si el cliente realmente recibirá lo que ordena después de pagar una cierta cantidad.

Además, la cadena de bloques guarda el historial de entradas a la billetera y lo coloca permanentemente en la base de datos, evitando así cualquier intento de manipulación.

Los contratos inteligentes son simplemente contratos celebrados en una red de cadena de bloques con mil testigos en forma de computadoras que componen toda la red, los contratos entran en vigor tan pronto como se cumplen las condiciones y no pueden modificarse ni eliminarse.

Ejemplos de aplicación de contratos inteligentes

El proceso de compra de un apartamento es probablemente el ejemplo más simple del uso de contratos inteligentes, con el método tradicional, es un proceso bastante complejo que requiere la participación de muchos terceros como intermediarios.

Es necesario, entre otras cosas, un agente de bienes raíces, un notario al firmar un contrato de compraventa, un abogado o un banco que otorga un préstamo hipotecario.

Por el contrario, los contratos inteligentes para bienes raíces se guardarán en la cadena de bloques junto con el título de propiedad electrónico, el cual se enviará al comprador apenas envié la cantidad de dinero acordada al vendedor, por lo tanto, no hay necesidad de involucrar a un tercero en todo el proceso.

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante