Capitulo 7 Un Afortunado Si

Picsart 23 03 11 15 31 44 821

Después de la cena de graduación, en la cual mi padre era algo curioso en querer saber si había algo especial entre nosotros, a lo que en varias ocasiones le respondí que ¡No! Solo nos unía una gran amistad desde el inicio de la carrera estudiantil, le solicite a mi padre permiso para salir después de la cena, que me permitiera salir esa noche con ella, por lo que contaba con al menos hasta media noche para estar por fuera de casa, con el único detalle que no sabía si ella de igual forma podría llegar tarde a su casa, así que con una llamada para que hablara con su madre, la cual inmediatamente después de saludar Dalia a su madre, me paso la llamada para que hablara con ella, sinceramente fue un momento algo difícil, porque directamente me estaba haciendo responsable de Dalia, de igual manera era la única forma de estar a su lado esa noche e intentar volver a sentir sus labios.

— ¡Buenas noches señora! Disculpe que le provoque esta llamada, lo que sucede es que mi padre nos llevó a cenar y quería pedirle permiso para que me dejara salir con su hija esta noche y prometo llevarla a más tardar a media noche.

A lo que la señora con cierto entusiasmo me respondió inmediatamente.

— ¡Tienes mi permiso muchacho! Un joven como tu es lo que necesita mi hija, te la encargo por favor y cuentas con mi bendición.

¿Con su bendición? Me pregunte en ese momento, eso indicaba que algunas cosas estaban caminando muy bien.

— ¡No se preocupe señora, que la llevare a esa hora y estará más que segura conmigo se lo prometo! De cualquier forma, le dejo este número para que usted llame cuando quiera en el momento que lo desee.

¡La verdad no sabía si la madre de Dalia era así con todos o con todo! Pero conmigo en especial se comportaba de una forma muy especial, Dalia se daba cuenta de ello ¿Quizás por esa razón ella se sentía más segura a mi lado o quizás solo fueron excusas para no estar en su casa? La verdad no podría decirlo de esa forma, pero lo cierto es que sentía algo especial con la madre de Dalia ¡Aun más estando a lado de Dalia!

Antes que cualquier cosa, debía hacer con ella algo que deseaba y no lo había hecho por querer esperar ese momento, así que nos dirigimos directo al cine como primer parada, a ella le fascinaba ver películas de terror, en lo personal también me fascinaban, así que una excusa más que perfecta para mantenerme a su lado por al menos una hora y media, entre susto y abrazo estaríamos pegados ahí los dos, rozando el deseo de un beso y un abrazo que nos diera sensaciones nuevas y al menos para mí la sensación de amarla aún más de lo que la amaba.

La verdad es que la pasamos de maravilla viendo una película de terror que se encontraba de estreno. ¡No se despegó de mi brazo un solo instante! La verdad las películas de terror y los fantasmas ¡Nunca! Me han provocado tanto terror y miedo, como el mismo miedo de que alguien me dejara por otra persona y que me rompieran el corazón y el alma de la forma más atroz posible, ¡Eso si me aterraba pensarlo y vivirlo! De ahí en adelante las películas y los fantasmas eran cosas de la vida que no me afectaban.

Nos quedaba al menos dos horas más para poder estar juntos, así que, aprovechando la noche, el día y el momento ¡Le sugerí que fuésemos a una feria que estaba a pocos minutos de donde nos encontrábamos! Eran muy pocos los juegos de atracción, pero lo que más importaba era estar ahí disfrutando de la vista de su rostro y de su sonrisa que no dejaban de salir de sus hermosos labios, haciéndome que me transportara al mundo de la felicidad.

¡Pero la noche avanzaba y me estaba desesperando por querer escuchar de sus labios esa respuesta por la que estuve esperando días y ahora minutos! ¿Pero no la iba a forzar o a inquietar al respecto solo porque sí? Así que, entre algodón de azúcar y jugueteo, se fue asomando el sentimiento entre los dos, al momento que ella con su algodón de azúcar, jugando me lo restregó en el rostro, era muy poco lo que le quedaba, ¡No iba a ser lo mismo! Solo comencé a limpiarme mientras ella no paraba de reírse, a lo que me reía a la vez con ella de una forma decente por decirlo de esa forma.

Al verme con parte del labio aun machado de azúcar y la mejilla no habiéndola limpiado correctamente, comenzó a acercarse peligrosamente hacia mí ¡Wow! Momento, pensé en mi mente en ese instante, estaba peligrosamente cerca de mi rostro, limpiándolo con una servilleta habiéndola mojado con el agua que aun llevaba en su botella, entonces sin más y directo al grano estirándose un poquito nada más ¡Me volvió a besar! En esta segunda ocasión me hizo despegar del suelo y me hizo visitar más allá de la luna, ¡Me perdí por completo en sus labios!

No fue un beso tradicional y de manitas sudadas, ¡Me dio el gran beso que fue capaz de levantar hasta lo que no se puede ver a simple vista! Pero no era de ese tipo de personas al que le gustaba el morbo, más bien me podía controlar ¡Afortunadamente! Ella sin dejar de besarme, soltó la botella con agua para abrazarse a mi cuello sin dejar que me escapara de sus labios y de su lengua que estaba ahí jugando con la mía como si lo nuestro era de hace tiempo ¡No pude escaparme de sus labios y las personas que estaban alrededor simplemente no existían! Porque simplemente la amaba y no había razón para seguir necesitando un beso de sus labios y menos de avergonzarme de querer que ella estuviese entre mis brazos y pegada a mis labios.

¿Si me hubieran dado la noche entera para estar pegado a sus labios? ¡Lo hubiese hecho sin parar! Ella era todo lo que deseaba en ese momento. Me atreví un poco más y la tome entre mis brazos y la abrace a mi cintura, entonces si era un beso como de película, ¡Era el beso que todos soñamos alguna vez en la vida! Podría decir que ¿Quizás nos besamos como tres horas? Pero en verdad fueron como tres minutos sin parar ¡En verdad fue una eternidad el beso! Pero nada importaba más en la vida que ese momento lleno de amor y felicidad entre los dos.

Lamentablemente me gano la emoción y la duda, por lo que termine preguntando al momento que sus labios se alejaron de mi rostro.

— ¿A qué debo ese beso?

¡A lo mejor no debí preguntarlo! Pero me hubiese arrepentido si no lo hubiese hecho, por lo que ella, entre evitando la mirada directa y algo acalorada de sus mejillas respondió.

— Se debe mi querido amigo, ¡Que mi respuesta es! ¡Que deseo una vida contigo! No me importa si tienes o no que ofrecer, ¡Con que me ofrezcas tu corazón es más que suficiente! De ahí en adelante estoy segura que somos dos personas que podremos encontrar oportunidades en la vida para progresar materialmente, ¡Pero si estas a mi lado será mucho más fácil! Porque me haces sentir confiada y enamorada de la vida, ¡Por lo que si no es muy tarde! Quiero preguntarte si, ¿Quisieras ser mi novio?

Es cierto que la primera vez se lo había propuesto, ¡No con esas palabras! Pero había sido lo mismo, ¿Pero Era ella la que me lo estaba pidiendo ahora? Por lo que mi mente voló y se partió junto con mi corazón ¿Ahora qué hago? Me pregunte, ¡Si acepto tendré que renunciar a la universidad! pero ¡Vale y mucho más estar con ella! Era mi respuesta en mi cabeza.

No me tarde en mi respuesta, más bien me tarde aproximadamente 10 segundos en responder, pero esos 10 segundos me permitieron hacerme muchas preguntas ¡Pero la decisión que tome sin duda alguna en ese momento fue la mejor para mí! colocándola a ella como lo primero en mi vida por delante de mi deseo de ir a estudiar a Greenwich Inglaterra.

— ¡Estuve esperando hacerte la misma pregunta todo el día desde el momento en la graduación! Pero supongo que los mejores momentos son los que el destino decide para uno, eso me lleva a decirte que no puedo rechazar tu petición ¡Si deseo ser tu novio!

¿Quizás era algo extraña la situación? Pero era la mas hermosa, porque ella con suma alegría y que decir de mi, se acerco a mi corazón de la manera más hermosa posible. Desde ahí cada beso que me daba, porque decir ¡Cada beso que le daba! No era de esa forma, ¡Era ella la que me buscaba inmediatamente para darme esos besos de caramelo que no era tan sencillo despegarse de esos labios después del tercero y cuarto incluso decimo beso que me dio en el transcurso de la hora que teníamos a disposición para estar juntos!

¡Pero el tiempo nos separó esa noche! Así que viendo la hora que era, la lleve de inmediato a su casa, queriéndome quedar en la puerta, para esperar a que amaneciera y esperar a que ella saliera y seguir disfrutando de lo que no quería despegarme ¡De sus labios de caramelo! Antes de ingresar a su residencia, menciono con una voz de ángeles cantando desde el cielo.

— Agradezco, ¡no te imaginas cuanto a la vida que te colocara en mi camino! Así como agradezco que te fijaras en mí de la forma más especial y diferente a la que todos me veían en el colegio Uriel, esta noche sin duda ha sido y será la más especial de mi vida.

— Disculpa que te diga esto, pero no quisiera que solo esta noche sea la más especial de tu vida, ¡Me esforzare para ofrecerte los mejores días y las mejores noches de tu vida! Eso no te lo prometo con mis labios, eso te lo prometo con mi alma.

Su rostro me hizo sentir con sus expresiones que lo que le había exclamado fue lo correcto, a lo que ella respondió.

— ¡Por eso es que digo que eres el ser más especial que puede estar en mi vida! ¡Te Amo Uriel!

¡No sabría decir si esas dos palabras eran demasiado pronto para decirlas! Bueno al menos para ella, porque en lo que en mi corazón estaba era que la amaba desde el mismo momento en que me quedaba esperando por ella cada noche. De momento debía dejar que descansara pero la vida aun no era lo que esperaba junto a ella, ya que a los minutos de retirarme de la entrada de su casa y tras avanzar unos cuantos metros de su residencia, vi como un auto que era algo conocido, se acerco a escasos 5 metros de su casa y por el retrovisor, vi el momento en el que ella salió de nuevo para marcharse en ese auto, lo que me causo una desesperación y tristeza enorme al saber que posiblemente era lo que estaba pensado en ese momento, pero ¿Quién era para pedirle explicaciones? Solo me quedaba quedarme con mis sentimientos en la mano, siendo las 12 de la madrugada con 15 minutos.

Recomendar0 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

1 Comentario
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Bianca
9 meses atrás

Me encanta 🥰🥰🥰

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante