Capítulo 1 

Libro: Enamórate solo de él

[13 de enero del 2019]

Narra Logan 

Estoy entrando a mi casa ya son las cuatro de la mañana, estoy muy cansado la fiesta de Jasón estuvo muy buena lástima que ya vamos a entrar de vacaciones y no habrá más fiestas.

Entro a mi habitación y me quito la ropa me coloco un pantalón de chándal y una camiseta blanca, me meto a mi cama, pero cuando voy a cerrar los ojos para dormir veo como se abre la puerta de mi habitación y entra un hombre alto vestido de blanco.

– ¿Quién es usted? -le pregunto al hombre, pero no oigo respuesta.

– ¿Qué hace en mi habitación? -vuelvo a hablar, pero sigo sin tener repuesta, ya me estoy hartando así que me levanto de mi cama, pero el hombre abre la puerta y sale, pero antes de cerrarla levanta la cabeza y me congelo cuando el rostro de ese hombre y me dice:

– Él te esta llamada

Me levanto de la cama estoy sudando frio y mi respiración está muy agitada, todo fue un sueño.

¿Qué quiere decir eso?, ¿Por qué me dijo eso?, tengo tantas preguntas ¿Quién me las puede resolv…? Claro Emily, ella según es cristiana, no, ella me lo puede decir.

Qué bueno que mañana inician las clases así la puedo ver y hablarle.

Escucho que mi teléfono está sonando, cuando lo agarró que está en la mesa que esta al lado de mi cama veo que es una llamada de Leila, ella solo es una amiga, si, nos liamos algunas veces, pero nunca la he visto como algo más, pero ella a veces ni la aguanto y se la pasa diciendo que es mi novia no la soporto.

– ¿Qué quieres? -le digo en el momento que agarro la llamada.

– Hui, te le ventaste de mal humor, amor –me responde ella y noto un poco de diversión en su voz.

– Primero: tienes razón no estoy de humor y segundo: no me llames amor, que tú y yo no somos nada ¿está claro?

– Si se nota tu mal humor, ¿Qué paso, no te gusto la fiesta de anoche? Si estuvo super buena.

– Olvídalo ¿para qué me llamas? No tengo mucho tiempo.

– A era solo para ver si nos podíamos ver hoy, no se ya que mañana como iniciamos otra vez las clases ya no tendremos tiempo para nosotros.

– No puedo, porque no tengo tiempo, debo de hacer algunas cosas y estaré fuera todo el día, si no claro que me gustaría verte – le digo sabiendo que no tengo nada que hacer hoy.

– A que mal y yo que quería pasar tiempo con mi novio – hay ya no la soporto.

– ¿puedes dejar de decir que soy tu novio?, tú y yo no tenemos nada, ya me tienes arto, después hablamos ya me arruinaste la poca felicidad que tenía –después de decirle eso le cuelgo.

Ya no sé qué hacer con esta insoportable, no me la aguanto más, salgo de mi cama y me dirijo al baño para poder arreglarme para el día de hoy.

                                             Narra Emily

El culto ya termino, ahora estoy con los jóvenes de la iglesia porque queremos hacer una actividad ahora en la tarde ya que es el último día de vacaciones y mañana iniciamos un nuevo año de clases.

– Bueno entonces ¿Qué vamos a hacer en la tarde? -dice mi mejor amiga Melissa.

Nos conocemos desde que yo llegue a esta iglesia y siempre ha sido mi mejor amiga. [ella es una morena de ojos cafés y cabello ondulado, un poco más alta que yo]

– Pues la idea es ir al parque y hacemos un picnic, cantamos las alabanzas y adoraciones, compartimos lo que llevemos para comer y nos ponemos a hablar de anécdotas o cosas que nos ha pasado –dice Andrew, él es el líder de los jóvenes [es moreno con el cabello rizado del mismo tamaño de Melissa, por cierto, ellos son hermanos]

– Si a mí me gusta mucho esa idea ¿Quién está de acuerdo? -pregunta ahora mi mejor amigo Derek, a él también lo conocí al igual que Melissa, ellos son pareja en este momento, pero solo son novios. [él es castillo, con piel blanca y ojos color verdes, es mucho más alto que yo]

– Yo estoy de acuerdo –dije yo.

– Si yo igual –dijo Verónica, la esposa de Andrew [ella es de piel blanca cabellos castaño liso y ojos cafés de mí mismo tamaño]

– Bueno decidido nos vamos al parque –dice Andrew –nos vemos allá a las cuatro de la tarde ¿listo?

– Listo –decimos todos al mismo tiempo.

– Bueno nos vemos luego, Dios los bendiga.

– Amén –decimos todos.

Yo me voy a mi casa en mi auto que es una [Hyundai Tucson 2019] yo amo ese auto es mi favorito.

Llegó a mi casa, ya mi familia estaba allí mi mamá estaba sirviendo la comida [ella tiene la piel un poco bronceada con ojos iguales que los míos, de color café y mi mismo cabello de color negro liso] yo la ayudo y luego nos sentamos a comer, mi padre bendice los alimentos y luego nos disponemos a comer. [mi padre se parece más a mi hermano Mateo cabello un poco ondulado de color negro ojos un poquito claros, mis padres son los pastores de mi iglesia]

– Les quería decir que ¿si nos dejaban ir ahora por la tarde al parque con los chicos de la iglesia? -les digo a mis padres ya que ellos no estuvieron en ese momento cuando dimos la noticia.

– A claro hija, pero por favor no puede llegar tarde ya que mañana inician las clases –dice mi padre.

– Si, tranquilos los dos que no vamos a llegar tarde –les digo con una sonrisa.

– Bueno terminen de comer y luego se pueden ir –dice mi madre.

– Bueno –decimos mi hermano Mateo y yo al mismo tiempo.

***

Luego de terminar de comer, voy a mi cuarto y me coloco ropa más cómoda igual mi hermano.

Llevo un pantalón de chándal negro con un suéter del mismo color y ambos de la marca Nike, unas zapatillas blancas de la misma marca y me agarro el cabello en una cola alta.

Guardo dinero a mi mochila, para comprar lo que debo llevar y algo extra por si alguna emergencia.

Luego de terminar de arreglarme salgo de mi cuarto y bajo las escaleras ya Mateo esta hay esperando.

– ¿listo? -pregunto a mi hermano.

– Si vamos.

Salimos de la casa luego de despedirnos de nuestros padres y nos dirigimos a el parque que queda muy cerca de mi casa no hace falta ni ir en auto.

Cuando llegamos al parque vemos que ya mis mejores amigos [Derek y Melissa] esta hay esperando.

– Hola –les digo a ambos.

– Hola Em, Dios te bendiga –me dice Melissa dándome un abrazo –hola, Mateo.

– Hola Mel –dice mi hermano –amén, Dios te bendiga.

– Amén y ¿cómo están? -nos pregunta Mel.

– Super bien y ustedes ¿Cómo están? -ahora la que habla soy yo.

– Super bien –dice Derek.

– Bueno y los demás ¿no han llegado? -pregunta Mateo.

– Si ellos ya llegaron, pero fueron a comprar algunas cosas –dice Derek.

– A bueno yo compre galletas oreo –digo yo.

– ¡Hui! Que rico a mí me gustan mucho –dice Mel.

– Por eso fue que las compre, yo sé que te mueres por ellas.

– Si son mis favoritas, por eso eres mi mejor amiga, mi persona favorita en este mundo… – Melissa voltea a ver a Derek que tiene una ceja levantada –mentiras tú sabes que primero va Dios luego mi familia, después vas tú y después Emily.

– A bueno así me gusta –dice Derek y le coloca el brazo por encima de los hombros de Melissa.

A yo amo como son ellos, son super tiernos. Yo todavía no he encontrado a mi esposo, pero estoy segura de que muy pronto Dios me lo entregara, tengo un buen presentimiento.

Después de un rato llegan los demás jóvenes, Andrew había traído una corneta para escuchar música, entonces coloco algunas adoraciones, luego alabanzas.

Después de media hora nos sentamos en la manta y empezamos a comer las cosas que habíamos traído y nos colocamos a decir anécdotas de nuestra vida.

Eran las cinco de la tarde cuando empezamos a recoger todo e irnos a nuestras casas, luego de un rato llegamos a nuestra casa entramos y todo estaba en silencio [seguro mis padres salieron]

– Bueno yo me voy a mi cuarto –dice mi hermano –feliz noche.

– Buenas noches.

Subo a mi cuarto y entro arreglo todo para el día de mañana, luego me doy una ducha, oro y después me meto en mi cama y me quedo dormida.

Recomendado2 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

Calumnia

Capítulo 1 “Se piensa para hablar y no se habla para pensar; en boca cerrada no entran moscas”.AdsIrDiseñamos y construimos experienciashttps://naiper-home.webflow.ioAyudamos a tu empresas a…

Respuestas

¿Por qué registrarme?