Ausencia:

1685010118918

Ese dolor de la noche

solitaria, ausentada,

caricias solo de almohada,

y el martillar de un reproche.

Al ojo el llanto trasnoche

del presente y el pasado,

en mi memoria grabado

destellos de tus ausencias,

vienen a ver las carencias 

con las que yo me he criado.

¿En tinieblas has olvidado?

Crecí sin tener tu guía,

sin que al llegar el día

mi cuerpo fuera abrazado,

no tuve un bello peinado…

Ni de mamá una mirada,

solo el alma rasgada

transitando a la adultez,

¡Así fué! ¡ Fué mi niñez

sin el brillo en la mirada.

Martillar como una gota

condenada en el hastío,

sobre un pecho vacío

yace toda mi alma rota,

falta de apoyo, derrota,

por cada sitio que estuve,

con tu abandono obtuve

tristeza, furia, rencor,

¿Cómo aprendo a dar amor

sí una madre nunca tuve?

Recomendado2 recomendaciones

Publicaciones relacionadas

3 Comentarios
Ver comentarios más antiguos
Ver comentarios más recientes Ver comentarios más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Jorge
2 meses atrás

Me encantó leer tu artículo sobre la ausencia de tu madre. Es una historia conmovedora y honesta sobre el dolor de crecer sin el amor y el apoyo de una madre.
Tu escritura es clara y concisa, y tu voz es fuerte y segura. Puedes expresar tus emociones de una manera que es tanto dolorosa como hermosa.

Yoander
1 mes atrás

No imagino mi vida sin mi madre 😢😢😢

¡Descubre los increíbles beneficios de esta valiosa comunidad!

Lector

Escritor

Anunciante